PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Ejercicio en el embarazo
La práctica de ejercicio suscita dudas entre las embarazadas. Es importante que tengas una visión amplia de todas las posibilidades para que practicar deporte resulte seguro tanto para ti como para tu bebé.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Cómo afecta el ejercicio a la embarazada

La práctica de ejercicio físico durante el embarazo es recomendable y beneficiosa, siempre que no suponga fatiga ni entrañe riesgo de caídas o golpes en el abdomen, ni existan razones médicas que lo impidan.

¿Qué tipos de ejercicios puedo realizar?

La natación, bicicleta estática, caminar y la gimnasia sobre superficies blandas, junto con las técnicas de relajación, como yoga, taichi, Pilates... son los deportes más saludables durante el embarazo.

¿Cuánto tiempo puedo practicar los ejercicios?

Siempre hay que practicarlos con moderación, durante al menos 30 minutos todos o casi todos los días, realizando un pequeño calentamiento previo al ejercicio. Hay que evitar, en la medida de lo posible, ambientes extremadamente calurosos o húmedos, junto con movimientos bruscos, y tomar líquidos para prevenir la deshidratación

¿Puedo sufrir un aborto espontáneo al realizar ejercicio físico?

No, las investigaciones que han sido realizadas sobre esta cuestión sugieren que no existe ninguna relación entre la práctica de ejercicio en las primeras semanas de gestación con un mayor riesgo de aborto espontáneo. Sin embargo, en las mujeres que presenten un historial que incluya abortos anteriores, embarazo múltiple, cuello uterino incompetente, fatiga, feto con crecimiento inadecuado, etcétera, el ejerciio podría estar contraindicado.

¿Afecta el ejercicio físico a los síntomas propios del embarazo?

Diversos estudios han demostrado que las mujeres que realizan deporte durante el embarazo tienen un menor número de síntomas propios del mismo, como náuseas, calambres en las piernas, cansancio y dolores de espalda.

¿A la hora de dar a luz existen diferencias entre la mujer sedentaria que practica deporte una vez embarazada y la deportista de élite?

En el caso de la mujer sedentaria que ha practicado ejercicio físico a partir del segundo trimestre de embarazo, no se han encontrado diferencias significativas con la mujer sedentaria en cuanto a la duración del embarazo, período de dilatación, ni en el porcentaje de cesáreas realizadas.

En cambio, aquellas mujeres que han realizado deporte durante toda su vida y continúan haciéndolo cuando están embarazadas, presentan un embarazo ligeramente más corto (aproximadamente cinco días), un período de dilatación más breve, y menos probabilidades de sufrir un parto por cesárea.

Aunque la mujer sedentaria que practica deporte una vez embarazada no tiene tantas ventajas como la deportista de élite, el ejercicio físico realizado va a contribuir a que tenga un mayor bienestar, más confianza en sí misma, mayor capacidad de reacción física y emocional, además de mejorar su resistencia física. Esto último supone aumentar la fuerza muscular, siendo muy beneficioso para que se sienta más ágil y activa, y ayudando a prevenir el dolor de espalda.

Actualizado: 7 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD