PUBLICIDAD

Dieta BARF para perros y gatos
Conoce los secretos de la dieta BARF o ACBA (Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada) para perros y gatos, los pros y contras de este tipo de alimentación para tu mascota, y cómo ponerla en práctica.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Consejos para poner en práctica la dieta BARF para perros y gatos

Consejos para poner en práctica la dieta BARF para perros y gatos

Para comenzar con la BARF necesitas información, espacio en el congelador y un carnicero de confianza.

No hay que ser un experto en la dieta BARF (Biologically Appropriate Raw Food) o dieta ACBA (Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados) para cambiar la alimentación de las mascotas con las que compartimos nuestro día a día. Sin embargo, sí es recomendable tener una base de conocimiento acerca de cómo introducirla, qué ingredientes y porcentajes deben contener sus raciones diarias, y qué necesitamos para poder dar el paso a la hora de implementarlas en la dieta diaria de nuestros perros o gatos.

Verónica Vicent Cruz, autora del libro 'Dieta Barf para perros' y experta asesora nutricional, y Mónica González, especialista en Raw Dog Food Nutrition, nos dan a continuación algunos consejos para poner en práctica la dieta BARF para mascotas basada en alimentos naturales:

  • Para comenzar con la BARF sólo vamos a necesitar tres cosas: información, espacio en el congelador y un carnicero de confianza.
  • Podemos incorporar la dieta BARF en todas las etapas de vida del animal, ya sea cachorro, adulto, o senior. En todos los casos va a ganar en salud.
  • En el caso de animales que previamente se hayan alimentado con pienso, lo ideal es hacer una transición progresiva del pienso a una dieta blanda, mantenerla unos días, y después ir añadiendo poco a poco ingredientes.
  • En animales adultos que llevan tiempo comiendo pienso, o en perros sensibles o mayores, puede que tengamos que ir con más paciencia. Verónica Vicent recomienda ir añadiendo poco a poco cada alimento, ya que en algunos casos necesitan más tiempo para adaptarse.
  • Es posible que al inicio de la dieta la mascota baje de peso, lo que a veces se debe a que al no tomar cereales (que no son adecuados, pero están incluidos en muchos piensos) el animal se desinfla, pero también puede ser porque no hayamos calculado la cantidad de comida adecuada, por lo que hay que observar si las cantidades que le ofrecemos son las que necesita.
  • Todos los alimentos (excepto algunas verduras) se dan crudos, con el objetivo de conservar todas sus propiedades y aumentar su digestibilidad.
  • Según Mónica González, en el caso de los perros los menús deben incluir huesos carnosos crudos, carne con su grasa cruda, vísceras variadas crudas, verduras y frutas de alto valor nutritivo trituradas. Los gatos son carnívoros estrictos por lo que se deben evitar frutas y verduras. En ambos casos se debe prescindir de los cereales (arroz, trigo, cebada, maíz, centeno).
  • Igual que nosotros no comemos ternera todos los días durante un mes, tampoco es lo ideal quedarnos con un solo ingrediente; eso sí, sin caer en un exceso de variedad porque no es necesario: no hace falta proporcionar 3-4 proteínas diferentes en cada plato, sino que podemos dar la misma proteína, por ejemplo pollo, durante 2-3 días, y luego variar.
  • Las raciones diarias dependen del peso del animal, su edad y actividad, y aun así, aunque hay unas tablas de porcentajes orientativos, siempre hay que adaptarse a cada individuo, observar su estado físico, que tenga un aspecto sano, con curvas marcadas pero sin que se noten las costillas; es decir, una condición corporal saludable.
  • En el caso de que nos dé miedo hacerlo solos, o el animal tenga alguna patología previa, es mejor siempre buscar asesoramiento por parte de una persona con más conocimientos sobre BARF. 

Ejemplo de menú con dieta BARF para perros

Mónica González nos pone un ejemplo de menú para un perro activo de unos 20 kg (3% de su peso).

  • Ración diaria total: 600g.
  • 360g de alas de pollo.
  • 120g de pechuga de pollo con su grasa.
  • 60g de hígado de pollo.
  • 60 gramos de batido de verduras con yogurt.

Forma de preparación

Pon en una batidora un yogurt natural y agrega un trocito de calabacín, una zanahoria, unas hojas de espinacas, un chorrito de aceite de salmón, y media manzana sin pepitas. Esto lo trituras todo junto y viertes la porción correspondiente sobre la carne. Si te sobra, puedes guardarlo en la nevera en una tartera bien cerrada y usarlo los días siguientes. 

Menú BARF para perros

Actualizado: 20 de Noviembre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD