PUBLICIDAD

300.000 niños mueren al año por medicamentos falsos o de mala calidad

El hecho de que cada vez haya más medicamentos falsificados o de mala calidad en el mercado se ha convertido en una emergencia mundial, pues causa entre 250.000 y 300.000 muertes infantiles cada año.
Escrito por: Natalia Castejón

14/03/2019

Niño tomando medicamentos en mal estado

Uno de los grandes peligros a los que están expuestos los niños, especialmente en zonas de ingresos medios o bajos, son los medicamentos falsos o de baja calidad, que según un estudio realizado por médicos e investigadores estadounidense publicado en el American Journal of Tropical Medicine and Hygiene podrían provocar la muerte de al menos 300.000 niños cada año en todo el mundo.

Los autores de la investigación están preocupados especialmente por dos motivos, el primero de ellos es que uno de los tipos de medicamentos que más se falsifica son los antimaláricos, que calculan que acaban con la vida de más de 155.000 niños al año. El segundo motivo es que en muchos casos la neumonía infantil no puede curarse porque los medicamentos que reciben estos pequeños están adulterados o solo tienen una parte de los componentes, lo que provoca que no sean del todo eficaces.

Más vulnerabilidad en los niños de países pobres

Los países con ingresos bajos o medios son más vulnerables a este tipo de estafas pues, según Michael Deats, miembro del equipo de Productos médicos deficientes y falsificados de la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada 10 fármacos en estos países no había pasado con éxito las pruebas de calidad.

Cuando los principios activos de los medicamentos están mezclados con otros componentes no resultan eficaces y aumentan el riesgo de resistencia microbiana

Esto ocurre porque en los países en desarrollo no existe tanto control sobre los medicamentos, son zonas donde se concentran gran parte de las enfermedades que prometen tratar los fármacos falsos o de baja calidad, como la malaria o la neumonía, y tienen fronteras porosas que permiten la entrada de este material fraudulento, explica Joel Breman, asesor científico emérito de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos en Maryland y principal autor de la investigación.

Otra forma de comercializar estos fármacos consiste en incorporar solo la mitad de los componentes originales, rellenando el resto con otros que no tienen efectos o que pueden dañar la salud, como el fentanilo (un opioide). Este hecho aumenta el riesgo de resistencia microbiana, pues no terminan de acabar con las bacterias, por lo que los patógenos se habitúan a ellos y desarrollan resistencias contra el tratamiento.

El riesgo de comprar fármacos por internet

La falsificación de medicamentos está creciendo a un ritmo elevado, la farmacéutica Pfizer asegura que en 2008 su equipo evaluador de fármacos encontró 29 de sus productos adulterados, que se vendían en 75 países. En los análisis que realizaron en 2018 se observaron 95 falsificaciones en 113 países,

por lo que creen necesario que se establezca un control para evitar esta práctica tan peligrosa.

Internet también ha supuesto una puerta hacia la expansión masiva de los medicamentos fraudulentos, por lo que los países de ingresos elevados no se libran de este riesgo. La misma farmacéutica quiso comprobar si los medicamentos que se vendían en internet eran verdaderos, y para ello hizo 250 compras de uno de sus fármacos ansiolíticos en distintos proveedores online y los analizó. Los resultados mostraron que el 96% de ellos eran falsificaciones, lo que denota que es necesario implantar un acuerdo internacional que frene esta situación de riesgo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD