PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

Practicar yoga mejora la salud del corazón

Practicar yoga contribuye a reducir los factores de riesgo cardiovascular, según revela una nueva investigación, y ayuda a mejorar el tratamiento farmacológico de los pacientes con enfermedad coronaria.
Mujer joven practicando yoga

El yoga reduce el estrés, lo que mejora el estado neuroendocrino y metabólico y la función cardiovagal.

17 de Diciembre de 2014

Entre otros muchos beneficios del yoga para la salud, un grupo de investigadores acaba de comprobar que su práctica habitual contribuye a reducir los factores de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Los científicos revisaron 37 ensayos aleatorios realizados con 2.768 personas, con el objetivo de comparar la eficacia del yoga con la de otro tipo de ejercicios y con la inactividad física, y llegaron a la conclusión de que el yoga puede cumplir la misma función preventiva frente a este tipo de patologías que el ejercicio aeróbico.

La práctica de yoga se relacionó con una significativa mejoría en parámetros como el índice de masa corporal (IMC), los niveles de presión arterial y de colesterol, y la frecuencia cardiaca. Además, en los pacientes estudiados que sufrían enfermedad coronaria previa, se observó que si se añadía la práctica de yoga al tratamiento farmacológico con estatinas e hipolipemiantes se conseguían beneficios estadísticamente significativos en la disminución del colesterol LDL.

La práctica de yoga se relacionó con una significativa mejoría en parámetros como el índice de masa corporal (IMC), los niveles de presión arterial y de colesterol, y la frecuencia cardiaca

Los autores del trabajo señalan que estos efectos positivos podrían deberse a que el yoga tiene la capacidad de reducir el estrés, lo que conlleva un impacto positivo en el estado neuroendocrino y metabólico, y en la función cardiovagal. Las similitudes que se han encontrado entre los beneficios que tiene el yoga sobre los factores de riesgo cardiovasculares y los que se derivan de la práctica de ejercicios aeróbicos sugieren, según estos expertos, que podrían existir mecanismos de funcionamiento comparables entre ambas actividades físicas.

Por todo ello, los investigadores consideran que el yoga puede convertirse en una estrategia más dentro del tratamiento y la prevención de las patologías cardiovasculares, que además resulta muy rentable por su bajo coste, y que tiene un gran potencial de adherencia y es accesible a grandes sectores de la población.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de reducción de la vacunación del sarampión en niños de 2 a 11 años puede triplicar su incidencia en estas edades
'Fuente: 'Universidad de Stanford y Escuela de Medicina Baylor (Estados Unidos)''