PUBLICIDAD

Avance en la píldora masculina, que podría estar disponible en 10 años

Un estudio comprueba la seguridad de una nueva píldora anticonceptiva para hombres que disminuye la producción de esperma, un avance que podría suponer su comercialización en un plazo de unos 10 años.
Escrito por: Natalia Castejón

28/03/2019

Píldora anticonceptiva masculina

El peso de la anticoncepción en la mayor parte de los casos recae sobre la mujer, pues a excepción del preservativo masculino y la vasectomía, casi todos los métodos para evitar el embarazo están dirigidos a ellas, como la píldora, el anillo vaginal, el DIU… Sin embargo, ahora esta balanza podría estabilizarse un poco más, pues han probado con éxito la eficacia de una pastilla anticonceptiva para hombres que podría estar en el mercado en aproximadamente 10 años.

La investigación que ha demostrado su eficacia ha sido publicada en The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, tras probar durante 28 días el anticonceptivo en 30 hombres sanos y compararlos con 10 varones a los que se administró placebo. Al fármaco analizado se le ha denominado 11-beta-MNTDC, y según ha explicado Christina Wang, principal autora del estudio, está formado por testosterona modificada que contiene acciones combinadas de los andrógenos y la progesterona.

Para entenderlo mejor, esta píldora provoca una reducción de la producción de esperma, al evitar que la testosterona se concentre lo suficiente en los testículos para producir semen, pero sin tener efectos negativos sobre el deseo sexual. Además de haber demostrado que es totalmente segura para los humanos, también es reversible, por lo que poco después de dejar el tratamiento se recuperan completamente los niveles anteriores.

La píldora anticonceptiva masculina evita que se acumule la testosterona en los testículos, condición necesaria para la formación del esperma

De entre los posibles efectos secundarios, de todos los participantes, solo seis hombres declararon haber tenido acné, fatiga o dolores de cabeza, cinco tuvieron una leve bajada en su deseo sexual y dos indicaron una leve disfunción eréctil, aunque en ninguno de los casos afectó a la actividad sexual. Para que el 11-beta-MNTDC sea totalmente eficaz en la supresión del esperma deben transcurrir entre 60 y 90 días, por lo que se necesitaría llevar a cabo un estudio de al menos este periodo de tiempo para comprobar mejor sus resultados.

Aun así, los autores son optimistas y creen que este método anticonceptivo hormonal masculino podría estar disponible para su comercialización en un periodo de unos 10 años, después de que se hagan las pruebas necesarias en parejas sexualmente activas.

Otro anticonceptivo masculino ya está en ensayos con parejas

Este paso que le falta al 11-beta-MNTDC, lo ha dado el pasado noviembre el gel Nestorone® (acetato de segesterona). Este anticonceptivo masculino, que se aplica de manera tópica sobre la parte superior de los brazos y los hombros y ayuda a reducir la producción de esperma sin afectar a la libido, ha empezado a ser probado en parejas.

Esta opción tarda algo menos en hacer efecto, y en las pruebas que se están realizando han observado que usándolo cada día los efectos en los niveles de espermatozoides empiezan a notarse después de entre ocho y 16 semanas. Tras ese tiempo se les indicará a los participantes que el gel podrá ser usado como el único método anticonceptivo. Los autores creen que los primeros resultados estarán disponibles en 2022.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD