La seda de araña podría estabilizar la proteína que suprime el cáncer

La proteína p53 protege las células del cáncer, pero tiende a descomponerse rápido cuando entra en ellas. Ahora han descubierto que la seda de araña podría ayudar a estabilizar la proteína para poder usarla como tratamiento contra tumores.
Escrito por: Natalia Castejón

18/03/2022

Tela de araña

Existe un objetivo interesante que se está investigando de cara a mejorar los tratamientos contra el cáncer, y es la proteína p53, que tiene la capacidad de proteger a nuestras células del cáncer. Suena muy bien pero hay un problema, y es que, cuando entra en las células la p53 tiende a descomponerse de manera rápida, por lo que no llega a tener efecto. Ahora, un estudio ha encontrado que la seda de las arañas podría ayudar a evitarlo, mejorando su estabilidad.

PUBLICIDAD

La proteína p53, también ha sido denominada por muchos como el guardián del genoma, pues hace que las células con daño en el ADN puedan llegar a convertirse en cancerosas. La mitad de los tumores cancerosos tienen mutaciones del gen p53, lo que indica que podría ser el cambio genético más común en el cáncer.

Por su parte, la seda de araña está formada por largas cadenas de proteínas altamente estables, lo que hace que sea uno de los polímeros más fuertes de la naturaleza. Es por ello que los investigadores del Karolinska Institutet (Suecia) escogieron este material para intentar dar esa estabilidad a la proteína p53 –que se genera poco en la célula, debido a su gran tamaño y su gran desorden– y dura todavía menos.

Una variante estable de p53 podría ser prometedor contra el cáncer

En la investigación publicada en la revista Structure se agregó una pequeña sección de una proteína de seda de araña sintética a la proteína p53 humana, para después introducir la mezcla en una célula. Los resultados mostraron que las células empezaron a producirlo en grandes cantidades y las proteínas tenían una mayor estabilidad, por lo que era capaz de acabar con las células cancerosas.

Las células que recibieron proteína p53 con seda de araña multiplicaron su producción y eran mucho más estables, lo que les permitía luchar contra la célula cancerígena

“Crear una variante más estable de p53 en las células es un enfoque prometedor para la terapia del cáncer, y ahora tenemos una herramienta para esto que vale la pena explorar. Esperamos desarrollar eventualmente una vacuna contra el cáncer basada en ARNm, pero antes de hacerlo necesitamos saber cómo se maneja la proteína en las células y si grandes cantidades pueden ser tóxicas”, expone el coautor y profesor principal Sir David Lane.

Gracias a la microscopía electrónica, simulaciones por ordenador y espectrometría de masas, los investigadores demostraron que la razón probable de este hecho era la forma en que la seda de araña conseguía dar una mayor estructura a las secciones que estaban desordenadas en la proteína p53. El siguiente paso va a ser investigar cómo interactúan las diferentes partes de p53 para prevenir el cáncer y cómo las células se ven afectadas por la nueva proteína modificada con seda de araña.

PUBLICIDAD

Actualizado: 18 de marzo de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD