Baricitinib, junto a remdesivir, acelera la recuperación del COVID-19

Un tratamiento que combina los fármacos baricitinib, de Lilly, y remdesivir reduce el tiempo de recuperación de los pacientes con COVID-19 ingresados en el hospital en comparación con remdesivir en monoterapia.
Escrito por: Eva Salabert

16/09/2020

Baricitinib, junto a remdesivir, acelera la recuperación del coronavirus

La recuperación de los pacientes hospitalizados por COVID-19 se acelera con un tratamiento que combina los medicamentos baricitinib –desarrollado por la farmacéutica Lilly– y remdesivir, según muestran los resultados preliminares del 'Ensayo Adaptativo de Tratamiento de COVID-19 (ACTT-2)', liderado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de Estados Unidos.

El estudio se inició el pasado 8 de mayo para evaluar la eficacia y seguridad de combinar la dosis de 4 miligramos de baricitinib con remdesivir, en comparación con administrar solo remdesivir a pacientes ingresados en el hospital a causa del COVID-19, y en los ensayos han participado más de 1.000 pacientes.

La mediana de tiempo hasta la recuperación se reducía en alrededor de un día en los pacientes tratados con la combinación de baricitinib y remdesivir

Los investigadores comprobaron que la mediana de tiempo hasta la recuperación se reducía en alrededor de un día en el grupo al que se trató con la combinación de ambos fármacos, frente al grupo al que únicamente se le administró remdesivir, considerándose que la recuperación era el momento en el que el paciente se encontraba lo suficientemente bien como para ser dado de alta; es decir, cuando ya no precisaba ventilación mecánica o atención médica continua en el centro, o cuando no seguía hospitalizado 29 días después del ingreso.

Uso de emergencia para el nuevo tratamiento del COVID-19

Tras obtener estos resultados se están realizando más análisis que permitan conocer mejor nuevos datos como los de mortalidad y seguridad, y se espera que el NIAID publique todos los detalles en una revista científica revisada por pares. Además, Lilly tiene previsto solicitar la autorización de uso de emergencia de baricitinib a la Agencia Americana del Medicamento (FDA) para el tratamiento de pacientes hospitalizados con COVID-19.

La farmacéutica revisará los resultados del ACTT-2 con el NIAID y analizará cualquier impacto sobre el 'COV-BARRIER', el ensayo clínico fase 3, aleatorizado, a doble ciego y controlado con placebo que comenzó en junio para evaluar la eficacia y seguridad de baricitinib frente al tratamiento de fondo en adultos con infección por coronavirus hospitalizados en Estados Unidos, Europa, Asia y América Latina.

Baricitinib es un inhibidor de JAK1/JAK2 desarrollado por Incite y comercializado por Lilly como Olumiant. Actualmente su uso está aprobado en más de 70 países para tratar la artritis reumatoide activa de moderada a grave en adultos. La evaluación de baricitinib en ensayos controlados es "importante" para identificar mejor sus potenciales beneficios y determinar la seguridad de su uso como tratamiento para el COVID-19.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD