Confirman la gran efectividad de la tercera dosis de vacuna COVID

El mayor estudio con datos reales sobre la tercera dosis de la vacuna de Pfizer demuestra que aquellos que la recibieron tuvieron un 92% menos riesgo de COVID-19 grave, 93% menos riesgo de hospitalización, y 81% menos riesgo de muerte.
Escrito por: Eva Salabert

02/11/2021

Pfizer: gran efectividad tercera dosis

En muchos países se está produciendo un nuevo aumento de las infecciones por SARS-CoV-2 a pesar de que gran parte de su población ha sido vacunada, algo que podría atribuirse a la mayor capacidad infecciosa de la variante delta del coronavirus y a un descenso de la inmunidad conferida por las vacunas que se administraron hace meses, por lo que en algunos países comenzaron a inocular una tercera dosis y en otros, como España, está previsto poner una tercera dosis de refuerzo con vacunas de tipo ARN mensajero (Pfizer y Moderna).

El mayor estudio observacional realizado hasta la fecha con datos reales en la población (728.321 personas) para evaluar la efectividad de una tercera dosis de refuerzo de una vacuna contra el COVID-19 en el marco de una campaña de vacunación masiva a nivel nacional ha demostrado que administrar una tercera inyección de la vacuna BNT162B2 de Pfizer/BioNTech es eficaz para disminuir la gravedad del COVID-19 en comparación con las personas que han recibido dos dosis de la vacuna hace al menos cinco meses. Todo ello, además en el contexto de un país donde la variante delta era la dominante.

La nueva investigación, que se ha publicado en The Lancet, ha sido realizada por el Instituto de Investigación Clalit, en Israel, con la colaboración de investigadores de la Universidad de Harvard, y en ella se han analizado bases de datos integradas de los registros de salud más grandes del mundo para evaluar la efectividad de la tercera dosis de la vacuna de Pfizer contra la variante delta del SARS-CoV-2.

“La tercera dosis de la vacuna es altamente efectiva contra los resultados graves relacionados con COVID-19 en diferentes grupos de edad y subgrupos de población”

Es el primer estudio que estima la efectividad de una tercera dosis de una vacuna ARNm contra el COVID-19 en población real vacunada, y sus resultados se han ajustado teniendo en cuenta varios posibles factores de confusión, como las comorbilidades o las conductas de los pacientes. El hecho de que se trate de un estudio de gran tamaño ha permitido evaluar de forma más precisa la eficacia de la vacuna en distintos períodos de tiempo, en diferentes grupos de población (según sexo, edad, y número de comorbilidades), y comparando diferentes consecuencias graves (que al ser menos frecuentes requieren que el tamaño de la muestra sea mayor).

Menos riesgo de COVID-19 grave, y de hospitalización y muerte

La investigación, que se llevó a cabo entre el 30 de julio de 2021 y el 23 de septiembre de 2021, coincidió con la cuarta ola de infección por SARS-CoV-2 en Israel, siendo la variante delta (B.1.617.2) la cepa dominante para nuevas infecciones (con escasas excepciones). Se estudiaron los datos de 728.321 individuos de 12 años o más a los que se había administrado la tercera dosis de la vacuna BNT162b2, y a los que se emparejó con 728.321 personas que solo habían recibido dos inyecciones de dicha vacuna al menos cinco meses antes. Para hacer el emparejamiento se tuvo en cuenta un variado conjunto de características demográficas, geográficas y factores asociados con el riesgo de infección, el riesgo de enfermedad grave, el estado de salud y el comportamiento de búsqueda de atención médica.

De acuerdo con los resultados, las personas que recibieron tres dosis de la vacuna tuvieron un 93% menos riesgo de hospitalización asociada al COVID-19, 92% menos riesgo de enfermedad grave por COVID-19 y un 81% menos riesgo de muerte por esta causa al cabo de entre siete y 10 días después de recibir la tercera dosis, en comparación con las personas que recibieron solo dos dosis cinco meses antes. Los investigadores comprobaron, además, que la efectividad de la vacuna es similar para diferentes sexos, grupos de edad (de 40 a 69 años y a partir de 70 años) y número de comorbilidades.

“Estos resultados muestran de manera convincente que la tercera dosis de la vacuna es altamente efectiva contra los resultados graves relacionados con COVID-19 en diferentes grupos de edad y subgrupos de población, una semana después de la tercera dosis. Estos datos deberían facilitar la toma de decisiones políticas informadas”, ha afirmado el profesor Ran Balicer, director del Instituto de Investigación Clalit y principal autor del estudio.

El profesor Ben Reis, director del Grupo de Medicina Predictiva del Programa de Informática de Salud Computacional del Boston Children's Hospital y de la Escuela de Medicina de Harvard, dijo que “hasta la fecha, uno de los principales impulsores de las dudas frente a las vacunas ha sido la falta de información sobre su efectividad. Este pormenorizado estudio epidemiológico proporciona información confiable sobre la efectividad de la tercera dosis de la vacuna, que esperamos sea útil para aquellos que aún no se han decidido por la vacunación con una tercera dosis”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD