Variante delta del COVID-19: resuelve tus dudas

La variante delta del COVID-19, originaria de India y un 60% más transmisible, se ha convertido en la más preocupante y es ya dominante en varios países, como España o EE.UU. Descubre sus síntomas y cómo protegen las vacunas.
Variante delta del COVID-19

Actualizado: 15 de septiembre de 2021

Más de un año y medio después del inicio de la pandemia de COVID-19 la lucha todavía continúa. El virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad, no da tregua y muta para modificar su estrategia y dificultar su erradicación. Tanto es así que existe un gran número de variantes del virus en todo el mundo, aunque una de ellas preocupa especialmente. Se trata de la variante delta, originaria de India y que, según la última actualización de seguimiento del Ministerio de Sanidad representa cerca del 60% de los nuevos casos en las muestras secuenciadas en España, por lo que será ya la dominante en nuestro país. Sigue leyendo y descubre todo lo que se sabe sobre ella para resolver tus dudas.

La variante delta del SARS-CoV-2 fue detectada por primera vez en el estado indio de Maharashtra en octubre de 2020, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a día de hoy es la que más preocupa, pues se está extendiendo a gran velocidad por todo el mundo. Su linaje, o nombre científico, es B.1.617.2, también conocido por 21A/S:478K.

Se estima que la variante delta es aproximadamente un 50-60% más transmisible que el virus original y un 50% más que la variante Alfa (B.1.1.7), antes conocida como variante británica. Además, un estudio publicado en The Lancet Infectious Diseases ha determinado que existe el doble de riesgo de acudir a un servicio de emergencia o de ser hospitalizado si se está contagiado por la variante Delta que si es por la Alfa. 

La variante delta del SARS-CoV-2 es un 60% más transmisible que la alfa y ya se encuentra en 104 países del mundo

Esta característica es la que ha hecho que esta variante se encuentre ya en al menos 104 países del mundo y sea la predominante en algunos como Grecia, España, China, Francia o Portugal. “Delta es peligrosa, y sigue evolucionando y mutando, lo que requiere una evaluación constante y un ajuste cuidadoso de la respuesta de salud pública”, ha declarado el Dr. Tedros Adhanom Gebreyesus, director general de la OMS.

¿Qué diferencia a la variante delta de las otras?

La variante delta tiene dos mutaciones principales en la proteína de espiga: en L452R y E484Q, además de otras sustituciones, que permiten al virus adherirse con más facilidad a la enzima ACE2, la puerta de entrada en las células del organismo. Según nos explica el Dr. Julio García Rodríguez, jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario La Paz, “en principio, y a falta de confirmación, hay indicios de que se transmite con más facilidad que la variante alfa y que, potencialmente, los sueros de los vacunados o los anticuerpos monoclonales tendrían menos capacidad de neutralizar el virus”.

Concretamente, un estudio publicado en la revista Eurosurveillance ha indicado que la variante delta ha aumentado su transmisión un 97%, en comparación con las variantes de preocupación del SARS-CoV-2. Además, otro de los hallazgos indicaba que su capacidad de reproducirse de manera efectiva es un 55% superior a la alfa.

¿La variante alfa causa síntomas diferentes o más graves que las demás?

Además de su mayor capacidad de infectar a las personas, también podría existir cambios en la sintomatología del COVID-19 que provoca Si las otras variantes se caracterizaban por dolores de cabeza, tos, fiebre, malestar y falta de gusto y olfato, ahora la variante delta suma algunos síntomas nuevos como el dolor de garganta o mocos, algo muy parecido a un catarro fuerte.

Contagio de la variante delta

Una investigación, publicada en The Lancet, mostró que la variante delta generaba el doble de probabilidades de ser hospitalizado si no estabas vacunado que alfa. Ante este hecho, el Dr. García nos ha respondido que “aunque se especula que puede haber un cambio de sintomatología, esto es especulación. No hay confirmación al respecto”.

Los CDC norteamericanos se hacen eco de sendos estudios que apuntan a que esta variante B.1.617.2 puede evadir con mayor facilidad los anticuerpos producidos por la infección por la vacunación o neutralizar el efecto de ciertos tratamientos con anticuerpos monoclonales.

Aun así, no hay evidencia suficiente que demuestre que la enfermedad COVID-19 generada por la variante delta provoque una enfermedad más grave que el resto, por lo que de momento solo se puede decir que lo que más preocupa es que se contagia más, no que tenga peor pronóstico.

¿Las vacunas son efectivas contra la variante delta?

Esta ha sido una de las mayores preocupaciones con respecto a la variante delta, y parece ser que existen estudios que indican una posible disminución en la capacidad de las vacunas para neutralizar el virus con la mutación B.1.617.2, aclara el jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario La Paz, pero también indica que hay resultados contradictorios en cuanto al escape vacunal.

Las vacunas contra la variante Delta

“Parece que los que solo tienen una sola dosis de la vacuna podrían estar algo menos protegidos”, explica. Un estudio, publicado como preimpresión en medRxiv, encontró que aquellas personas que tienen una dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech reducían un 33% el riesgo de desarrollar síntomas del COVID-19 procedentes del contagio con la variante delta, en comparación con el 50% que ocurría con la variante alfa. Esta efectividad aumentaba al 88% en el caso de las dos dosis de Pfizer y al 60% en el caso de la pauta completa de AstraZeneca.

Otro estudio, publicado en la revista Nature, ha concluido que aunque la variante delta puede esquivar algunos anticuerpos en condiciones de laboratorio, no puede escapar de dos dosis de Pfizer o AstraZeneca. El 95% de los participantes del estudio generaron una respuesta neutralizante al virus mutado, aunque los niveles de anticuerpos eran entre 3 y 5 veces menos potentes que en el caso de la variante alfa, aunque han destacado que “las vacunas tienen componentes que van mucho más allá de los anticuerpos”.

En el caso de Janssen, la vacuna creada por Johnson & Johnson, ha demostrado en dos estudios preprint que genera una fuerte y persistente actividad frente a la variante delta, según ha dado a conocer la farmacéutica mediante un comunicado. Tal y como explican, la durabilidad de la respuesta inmune fue de al menos ocho meses, es decir, el periodo evaluado hasta la fecha, y que incluso esta respuesta de anticuerpos puede mejorar con el paso del tiempo.

Paul Stoffels, vicepresidente del Comité Ejecutivo y director científico de Johnson & Johnson ha declarado que “basándonos en estos datos, creemos que nuestra vacuna ofrece una protección duradera frente a la COVID-19 y genera una actividad neutralizante frente a la variante delta. Esto se suma al conjunto de datos clínicos que respaldan la capacidad de nuestra vacuna administrada en una sola dosis para proteger frente a múltiples variantes existentes que son objeto de preocupación”.

Por último, desde Moderna han informado de que su vacuna contra el coronavirus es neutralizante en todas las variantes del SARS-CoV-2, incluida la delta. “A medida que evoluciona el virus seguimos comprometidos con estudiar variantes emergentes, generar datos y compartirlos a medida que estén disponibles. Estos nuevos datos son alentadores y refuerzan nuestra creencia de que la vacuna Moderna COVID-19 debe seguir protegiendo contra las variantes recién detectadas”, explica Stéphane Bancel, director ejecutivo de Moderna.

¿Por qué preocupa tanto la variante delta?

Según han dado a conocer desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el gran poder de transmisión y su capacidad de mutación es lo que hace tan preocupante a la variante delta. Y es que, esta mutación se está convirtiendo en la predominante en muchos países y pone en especial riesgo a los ciudadanos de países con un bajo índice de vacunación.

Contagio de la variante delta

Según la OMS, la variante delta es la predominante en Europa y está haciendo aumentar los casos considerablemente. Esto se debe principalmente a una mayor movilidad entre países por las vacaciones de verano y un proceso de vacunación irregular entre países, que aunque han inoculado a los grupos de riesgo, todavía están en proceso de administrar las dosis a los jóvenes.

Aunque la preocupación es mundial, alertan de que la peor parte se la podrían llevar los países en vías de desarrollo que no tienen implementado un buen sistema de vacunación, o en aquellos territorios donde la inmunización va muy lenta.

¿Cómo podemos protegernos de la variante delta?

Los expertos recomiendan que se lleve a cabo la vacunación de la pauta completa en la mayor parte de la población cuanto antes, para así poder estar más protegido de la variante delta y de todas las demás, frenando la expansión del virus que ha causado una pandemia mundial.

Además, la Dra. Maria Van Kerkhove, epidemióloga del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, ha indicado que “recomendamos seguir reforzando el cumplimiento de todas las medidas que tenemos, todas las herramientas que tenemos a nuestra disposición contra el COVID-19. Siga la guía local que se emite en su área y asegúrese de tomar el control de lo que hace todos los días y reducir sus oportunidades de infectarse”.

El Dr. Tedros Adhanom también ha lanzado algunas recomendaciones de cara a protegerse de esta variante. Principalmente insta a mantener las medidas sociales y de salud pública, como la realización de test diagnósticos para detectar los casos de manera temprana, garantizar el aislamiento o cuarentena de los infectados o que hayan tenido contacto con ellos, además de continuar usando la mascarilla, extremando la higiene de manos, respetando el distanciamiento social y ventilando bien las zonas cerradas.

¿Qué es la variante delta plus?

La variante delta plus puede ser considerada como la última versión de la delta y es el resultado de una mutación adicional, la de K417N, localizada en la proteína de la espícula, que recubre la superficie del virus SARS-CoV-2. Algunas investigaciones demuestran que los cambios en la posición K417 podrían ayudar a la variante beta a evadir los anticuerpos, así que eso podría significar que la delta plus podría ser más eficaz evadiendo vacunas y anticuerpos, en comparación con la delta.

Variante delta plus

Según han alertado, el 26 de abril ya había casos en Inglaterra y a día de hoy ha llegado casi a 100 países. Fue el 22 de junio cuando el Ministerio de Sanidad de la India declaró la variante delta plus como una variante de preocupación, debido a su mayor transmisibilidad, su capacidad para infectar las células pulmonares y el potencial para evitar la respuesta de los anticuerpos.

Sin embargo, todavía no se han encontrado evidencias científicas que indiquen que existen grandes diferencias entre la variante delta y la delta plus, por lo que esta variante delta plus puede ser interesante para los virólogos, pero sin implicaciones importantes e inmediatas para la salud pública, no parece ser ni más contagiosa ni más grave que la B.1.617.2.

Creado: 13 de julio de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD