Dos fármacos aprobados hace años podrían contrarrestar el alzhéimer

La combinación de dos fármacos aprobados hace décadas –el gemfibrozilo para el colesterol y el ácido retinoico– puede contrarrestar el daño cerebral debido al alzhéimer, según un estudio en animales, y podrían mejorar la cognición.
Escrito por: Eva Salabert

02/11/2021

Posible esperanza frente al alzhéimer

El gemfibrozilo es un fármaco indicado para reducir los niveles de colesterol que se comercializa como Lopid, y que se aprobó hace casi dos décadas, aunque actualmente no se usa mucho porque por lo general los médicos prescriben estatinas para combatir este problema de salud. Ahora, varios estudios preliminares han observado que combinar este medicamento con ácido retinoico, un derivado de la vitamina A que se incluye en formulaciones para tratar numerosas afecciones, desde el acné, hasta la psoriasis o el cáncer, puede contrarrestar el daño cerebral que provoca el alzhéimer y mejorar la cognición en modelos animales de la enfermedad.

Estos medicamentos tienen la capacidad de concentrarse en los astrocitos, células cerebrales denominadas así porque tienen la apariencia de estrellas, y que intervienen en un proceso que destruye el cerebro progresivamente, ya que científicos del Centro Médico de la Universidad Rush en Chicago han descubierto que los astrocitos pueden estar detrás de la acumulación de proteína beta amiloide (Aβ) que deteriora las neuronas.

Estos investigadores han descubierto también que una combinación de gemfibrozilo y ácido retinoico obliga a los astrocitos a revertir su capacidad de destrucción y se reduce la presencia de beta amiloide en el cerebro, mejorando la función cognitiva. Estos hallazgos sugieren que tal vez estos medicamentos pueden llegar a reutilizarse para hacer que los astrocitos desempeñen un papel beneficioso y se conviertan en una especie de “máquinas limpiadoras” de Aβ, evitando la acumulación de placas y que el alzhéimer dañe el cerebro.

Inducir a los astrocitos a destruir la beta amiloide del cerebro

“Desde un ángulo terapéutico, estos resultados sugieren que las dosis bajas [gemfibrozilo y ácido retinoico] podrían reutilizarse como un tratamiento para reducir la carga de placa y mejorar la cognición”, ha afirmado la Dra. Sumita Raha, primera autora de un artículo que se ha publicado en Science Translational Medicine. “Los astrocitos son un tipo de células gliales que están implicadas en la acumulación de beta amiloide en la enfermedad de Alzheimer”, ha explicado Raha que, junto a sus colegas del Rush Medical Center, propone que en lugar de estar implicados en promover la acumulación de Aβ, se podría inducir a los astrocitos a absorber y destruir las fibrillas de Aβ con una combinación de fármacos ingeridos por vía oral que están aprobados para otras indicaciones.

La combinación de estos fármacos activaba un receptor llamado PPARα, que inducía a los astrocitos a destruir el amiloide que daña el cerebro, la causa de las placas asociadas al alzhéimer

Los astrocitos estudiados en cultivos celulares y en modelos de ratón con alzhéimer fueron estimulados por ácido retinoico para fagocitar (destruir Aβ) mediante la activación del receptor de colesterol de lipoproteínas de baja densidad y posteriormente degradar Aβ en lisosomas por el fármaco reductor de colesterol gemfibrozilo. Raha, el Dr. Kalipada Pahan, también de Rush, y autor del estudio, y sus colegas, descubrieron que la combinación de estos fármacos activaba un receptor llamado PPARα, que inducía a los astrocitos a destruir el amiloide que daña el cerebro, la causa de las placas. PPARα significa receptor alfa activado por proliferador de peroxisomas y resulta fundamental en la eliminación de beta amiloide.

Los astrocitos o astroglia son un tipo de células gliales mucho más numerosos que las neuronas. Aunque las neuronas son las células encargadas de todas las funciones superiores, como el aprendizaje y la memoria, los astrocitos tienen una importante función en la regulación de los aumentos de calcio intracelular. Es necesario aumentar el calcio intracelular para mantener la comunicación entre astrocitos y astrocitos y entre astrocitos y neuronas, según han demostrado los estudios.

El equipo del Centro Médico de la Universidad Rush ha encontrado una novedosa forma de controlar la progresión de la enfermedad de Alzheimer en modelos de ratones con medicamentos disponibles en el mercado. “Encontramos que la misma combinación de gemfibrozilo y ácido retinoico mejoró la captación de Aβ del espacio extracelular y su posterior degradación en los astrocitos a través de una vía dependiente de PPARα”, ha señalado Raha, que concluye: “Estos hallazgos descubren una nueva función de PPARα en la estimulación de la absorción y degradación astroglial de Aβ y sugieren una posible reutilización de la terapia de combinación de gemfibrozilo-ácido retinoico para la enfermedad de Alzheimer”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD