La vacuna china Sinopharm aprobada de emergencia por la OMS

La vacuna china Sinopharm, cuya eficacia para prevenir los síntomas del COVID-19 y las hospitalizaciones por su causa se estima en un 79%, ha sido incluida en el listado de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Escrito por: Eva Salabert

10/05/2021

La vacuna china Sinopharm aprobada de emergencia por la OMS

El grupo de expertos que asesora a la Organización Mundial de la Salud sobre las vacunas, SAGE, ha recomendado el uso de la vacuna china contra el COVID-19 Sinopharm en mayores de 18 años, administrándola en dos dosis separadas por entre tres y cuatro semanas. Esta vacuna, la sexta aprobada por la OMS tras las de Moderna, Jonhson y Jonhson, Pfizer-BioNTech, AstraZeneca y Serum Institute of India, es sencilla de almacenar, lo que facilitará la vacunación en las zonas de bajos recursos ahora que este organismo la ha incluido en su listado de uso de emergencia para combatir la infección por coronavirus.

La Dra. Mariângela Simão, subdirectora general de Acceso a Productos Sanitarios de la OMS, ha afirmado que “la adición de esta vacuna tiene el potencial de acelerar rápidamente el acceso a la vacuna COVID-19 para los países que buscan proteger a los trabajadores de la salud y las poblaciones en riesgo”. Además, la eficacia de Sinopharm para prevenir los síntomas del COVID-19 y evitar las hospitalizaciones por su causa se ha estimado en un 79%.

Sinopharm es fácil de almacenar y dispone de una pequeña etiqueta en el frasco que cambia de color cuando el fármaco se expone al calor para indicar si su uso continúa siendo seguro

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, ha declarado que “esto amplía la lista de vacunas que COVAX puede comprar y les da a los países la confianza para acelerar su propia aprobación regulatoria y para importar y administrar una vacuna”.

Sinopharm, una vacuna inactivada con un 79% de eficacia

El Beijing Bio-Institute of Biological Products, subsidiario del Grupo China National Biotec (CNBG) es el encargado de producir Sinopharm, una vacuna inactivada o muerta, es decir, que aunque contiene un cultivo del virus no puede provocar la enfermedad. Una de sus grandes ventajas es su fácil almacenamiento y que dispone de un monitor de vial, que consiste en una pequeña etiqueta en el frasco que cambia de color cuando el fármaco se expone al calor y permite así que los profesionales sanitarios sepan si su uso continúa siendo seguro.

Respecto a la eficacia de esta vacuna en los mayores de 60 años, la OMS ha reconocido que los datos en este grupo de población son “escasos”, pero que no hay motivos para creer que funcionaría “de forma diferente”, o que resulte menos eficaz.

Alejandro Cravioto, el presidente del grupo asesor ha dicho: “Animamos al fabricante y a las autoridades nacionales a que hagan un seguimiento sobre seguridad y eficacia, especialmente entre los mayores de 60 años, para los que tenemos poca información; personas con comorbilidades, que son uno de los grupos que más riesgo tiene de morir; y, por supuesto, embarazadas, para las que no hay información”. Y ha añadido, “cuando tengamos más información, revisaremos las recomendaciones, pero por ahora no hay razón para no recomendarla para todos los mayores de 18 años”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD