La vacuna española del COVID podría estar disponible a inicios de 2022

Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación en España, ha indicado que la vacuna española contra el COVID-19 podría empezar a comercializarse a principios de 2020 si los ensayos clínicos en proceso prosperan.
Escrito por: Natalia Castejón

30/08/2021

Vacuna española contra el COVID

Después de que hace unas semanas se autorizase el primer estudio en humanos de la vacuna española contra el COVID-19, Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación en España, ha dado a conocer que este fármaco podría empezar a comercializarse a principios de 2022, si los ensayos en seguridad y tolerabilidad que se están llevando a cabo prosperan favorablemente.

Según ha explicado la ministra, de obtener buenos resultados en los estudios, la empresa Hipra, encargada de desarrollar la vacuna PHH-1V, podría empezar a producir las dosis a finales de este año y a comercializarlas a principios del año siguiente. El objetivo principal de las nuevas vacunas es mejorar las que ya existen.

“La vacuna de Hipra, que ahora mismo es la más avanzada, presenta buena respuesta frente a todas las variantes y, además, se conserva a temperatura de nevera por lo que se facilita mucho la logística”

Con el auge de los casos mundiales debido a la variante Delta, preocupa especialmente que las vacunas puedan proteger de manera eficaz contra las mutaciones del virus. Ante esto, Diana Morant ha aclarado que “la vacuna de Hipra, que ahora mismo es la más avanzada, presenta buena respuesta frente a todas las variantes y, además, se conserva a temperatura de nevera por lo que se facilita mucho la logística”.

Más de 100 millones de euros invertidos en investigación COVID

En esta intervención, la ministra ha aprovechado para dar a conocer la inversión que ha hecho el Gobierno español en investigación sobre el COVID-19. Concretamente se han invertido más de 100 millones de euros en investigación sobre esta enfermedad, apoyando 200 líneas de investigación y unos 100 proyectos de capacitación industrial.

España tiene niveles cuantitativos más bajos de científicos que el resto del umbral europeo, respecto a esto la ministra ha declarado que “vamos a fortalecer tanto económicamente como en recursos las infraestructuras y los centros de investigación. Todo esto se va a hacer a través de herramientas que den estabilidad a las carreras científicas. Vamos a seguir avanzando en la ley de la ciencia, que también es un clamor ciudadano. La ciudadanía exige que aumentemos la inversión en ciencia e innovación y que nos igualemos a las tasas europeas. Ese es el gran objetivo”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD