Pfizer, BioNTech y Moderna obtienen beneficios de 1.000$ por segundo

La People's Vaccine Alliance denuncia que mientras las tres principales compañías productoras de vacunas COVID-19 ganan 93,5 millones de dólares por día, envíen menos del 1% de sus suministros a países de bajos ingresos.

16/11/2021

Vacunas: 1.000$ por segundo de beneficio

Pfizer, BioNTech y Moderna encabezaron la carrera por la obtención de vacunas frente al COVID-19, y ahora parecen estar cosechando el beneficio de liderar este hito. En concreto, según desvela un análisis internacional, están obteniendo ganancias combinadas de 65.000 dólares por minuto con sus exitosas vacunas COVID-19, mientras que, en contraste, los países más pobres del mundo permanecen en gran parte sin vacunar. Actualmente, se estima que el 98 % de las personas en los países de bajos ingresos no se han vacunado por completo.

Estas empresas han vendido la gran mayoría de sus dosis a países ricos , dejando a las naciones de bajos ingresos en la estacada, dijo la People's Vaccine Alliance (PVA), una coalición que hace campaña por un acceso más amplio y equitativo a las vacunas COVID en todo el mundo, y que basa sus cálculos en los propios informes de ingresos de dichas corporaciones.

La Alianza estima que este trío de empresas farmacéuticas obtendrá 34 mil millones de dólares en ganancias antes de impuestos este año, lo que equivale a más de 1,000 dólares por segundo, o lo que es lo mismo 65.000 dólares por minuto o 93,5 millones de dólares por día.

Pfizer y BioNTech han entregado menos del uno por ciento de sus suministros totales a países de bajos ingresos, mientras que Moderna ha entregado solo el 0,2%

“Es obsceno que solo unas pocas compañías estén obteniendo millones de dólares en ganancias cada hora, mientras que solo el dos por ciento de las personas en los países de bajos ingresos se han vacunado completamente contra el coronavirus”, opina Maaza Seyoum, de la African Alliance and People's Vaccine Alliance Africa.

“Pfizer, BioNTech y Moderna han utilizado sus monopolios para priorizar los contratos más rentables con los gobiernos más ricos, dejando fuera a los países de bajos ingresos”, prosigue. En concreto, estiman que Pfizer y BioNTech han entregado menos del uno por ciento de sus suministros totales a países de bajos ingresos, mientras que Moderna ha entregado solo el 0,2 por ciento, dijo PVA.

Piden suspender los derechos de propiedad intelectual de las vacunas COVID

Las acciones de las tres empresas contrastan con AstraZeneca y Johnson & Johnson, que proporcionaron sus vacunas sin fines de lucro, aunque ambas han anunciado que prevén poner fin a este acuerdo en el futuro a medida que la pandemia disminuya.

PVA apunta que a pesar de recibir financiamiento público de más de 8 mil millones de dólares, Pfizer, BioNTech y Moderna han rechazado las solicitudes para transferir tecnología de vacunas a productores en países de ingresos bajos y medianos a través de la Organización Mundial de la Salud, “una medida que podría aumentar el suministro global, reducir los precios y salvar millones de vidas”.

“En el caso de Moderna, esto es así a pesar de la presión explícita de la Casa Blanca y las solicitudes de la OMS de que la compañía colabore y ayude a acelerar su plan para replicar la vacuna Moderna para una producción más amplia en su centro de ARNm en Sudáfrica”, dijo el grupo.

Si bien el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, ha descartado la transferencia de tecnología como “una tontería peligrosa”, la decisión de la OMS de otorgar la aprobación de uso de emergencia a Covaxin, vacuna desarrollada en India a principios de este mes, demuestra que los países en desarrollo tienen la capacidad y la experiencia para aprovechar este desarrollo, agregó PVA.

PVA, cuyos 80 miembros incluyen la Alianza Africana, Global Justice Now, Oxfam y ONUSIDA, está pidiendo a las corporaciones farmacéuticas que suspendan inmediatamente los derechos de propiedad intelectual de las vacunas COVID al aceptar una propuesta de exención del acuerdo ADPIC de la Organización Mundial del Comercio. Más de 100 naciones, incluido Estados Unidos, respaldan ese movimiento, pero está siendo bloqueado por países ricos, incluidos el Reino Unido y Alemania.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD