PUBLICIDAD

12 de los antidepresivos más prescritos asociados con aumento de peso

El consumo a largo plazo de doce fármacos antidepresivos comunes puede aumentar hasta un 21% las probabilidades de engordar entre dos y cuatro kilos durante el tratamiento, según confirma un nuevo estudio.
Escrito por: Eva Salabert

30/05/2018

Mujer con obesidad tomando antidepresivos

En el primer año el 11,2% de los que consumían fármacos antidepresivos engordaron.

Los psiquiatras ya sabían que los medicamentos antidepresivos pueden contribuir a un aumento de peso, pero ahora un nuevo estudio ha revelado datos más concretos, ya que no solo ha relacionado 12 de los fármacos de este tipo que se recetan con mayor frecuencia con un 21% más probabilidades de engordar entre dos y cuatro kilos, sino que este incremento de peso comenzaría tras dos años de tratamiento, alcanzaría su cenit a los tres años, y se mantendría hasta el sexto año después de iniciar la terapia.

El trabajo, que se ha publicado en British Medical Journal, ha sido realizado por un equipo de investigadores liderados por Rafael Gafoor, psiquiatra del King's College London (Reino Unido), y se ha basado en los datos, recopilados entre los años 2004 y 2014, de alrededor de 300.000 hombres y mujeres, un 20% de los cuales tomaba antidepresivos.

El riesgo de desarrollar obesidad aumentó un 29% entre las personas que tenían sobrepeso antes de empezar a tomar antidepresivos

Los investigadores observaron que el primer año 11,2% de los que consumían estos fármacos engordaron, en comparación con 8,1% de los que no los tomaban. Durante el segundo y tercer año de tratamiento el riesgo de que un paciente experimentara un aumento de peso del 5% era alrededor de un 46% mayor que el de aquellos que no se medicaban, y este riesgo permaneció elevado durante seis años.

Se evaluaron 12 antidepresivos de uso común

Los 12 antidepresivos que se incluyeron en el estudio fueron: Remeron (mirtazapina), Cymbalta, Zoloft, Effexor, Celexa, Prozac, Lexapro, Desyrel, Elavil, Paxil, Pamelor y Prothiaden. Los autores del trabajo también comprobaron que el riesgo de desarrollar obesidad aumentó un 29% entre las personas que tenían sobrepeso antes de empezar a tomar estos medicamentos.

Mirtazapina, que es uno de los antidepresivos más comunes, y que se prescribe a las personas que no toleran la primera opción de tratamiento con inhibidores de recaptación de la serotonina, resultó ser especialmente perjudicial respecto al aumento de peso. Sin embargo, al tratarse de un estudio observacional, no se han podido obtener conclusiones sobre causa y efecto.

Los autores del trabajo han advertido de que los pacientes no deben dejar de tomar el fármaco prescrito sin consultar previamente con su médico, que resolverá sus dudas y buscará la forma de solucionar sus potenciales efectos secundarios. Y el Dr. Rafael Gafoor ha explicado que los hallazgos del estudio refuerzan la necesidad de establecer tratamientos personalizados para las personas con depresión, y que teniendo en cuenta que los fármacos pueden producir un aumento de peso, en algunos casos habría que priorizar otro tipo de intervenciones como la terapia cognitivo conductual y el ejercicio físico.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD