PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

La biopsia líquida detecta el cáncer de hígado de manera temprana

Un equipo de investigadores ha desarrollado una biopsia líquida, que resulta menos invasiva y más sensible que otras pruebas, y podría mejorar el diagnóstico del cáncer de hígado, especialmente en sus primeras fases.
Prueba de biopsia líquida

La biopsia líquida es una manera poco costosa y poco invasiva para detectar el cáncer de hígado.

16 de Octubre de 2017

El cáncer de hígado es uno de los que más muertes provoca en el mundo dentro de todos los tipos de cáncer, con unos datos de 780.000 nuevos casos y 740.000 fallecimientos cada año, cifras que según los expertos van en aumento. Un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de California, el Centro de Cáncer Moores, en Estados Unidos, en colaboración con el Centro de Cáncer de la Universidad Sun Yet-sun, en China, ha desarrollado una nueva prueba médica que consiste en una biopsia líquida para diagnosticar el carcinoma hepatocelular (HCC) de manera temprana.

En el estudio se analizó a una muestra de 1.098 pacientes con cáncer de hígado y 835 personas con controles normales, y, en base a los resultados obtenidos, construyeron un modelo de predicción de esta enfermedad que, según la investigación, ha mostrado una alta sensibilidad y especificidad en el diagnóstico.

La biopsia líquida es una prueba poco invasiva que permite detectar el ADN circulante del tumor (ctDNA), una sustancia derramada por el tumor al torrente sanguíneo

Ventajas de la biopsia líquida en el diagnóstico de tumores hepáticos

Esta prueba poco invasiva, presentada en un estudio publicado en la revista Nature Materials, puede detectar el ADN circulante del tumor (ctDNA) ─sustancia que expulsan los tumores al torrente sanguíneo─ en una pequeña muestra de sangre, lo que ayudaría a detectar de manera precoz el cáncer de hígado, así como a analizar cómo evoluciona el tratamiento de los pacientes.

Además, los investigadores aseguran que permite monitorizar las variaciones moleculares que se producen en los nódulos en tiempo real. Las biopsias líquidas tienen la ventaja de que, al detectar el ctDNA, éste representa toda la imagen molecular de la formación anormal maligna, en comparación con una disección tumoral, que se limita a analizar únicamente la parte tomada del quiste.

Actualmente se recurre a pruebas de imagen, como ecografías, y a un análisis de sangre, para identificar en él la alfa-feto proteína (AFP), un marcador tumoral específico; sin embargo, este último solo tiene valores significativos cuando la enfermedad está muy avanzada. Por ello, Kang Zhang, uno de los autores del estudio, afirma que las biopsias líquidas son una alternativa mejor, ya que el único análisis de sangre AFP tiene una utilidad clínica limitada, debido a su baja sensibilidad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD