PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Un nuevo fármaco detiene la progresión del cáncer de ovario

El fármaco niraparib, administrado por vía oral una vez al día, ha demostrado inhibir las células cancerosas del ovario, aumentando así la esperanza de vida de las pacientes con este tipo de cáncer, en un ensayo fase III.
Un nuevo fármaco detiene la progresión del cáncer de ovario

Niraparib es un medicamento en fase de investigación, que todavía no ha sido aprobado por ninguna agencia reguladora.

25 de Octubre de 2016

Los resultados de un ensayo en fase III, en el que se ha probado la eficacia de niraparib, una pastilla que debe ser ingerida una vez al día, han revelado que este nuevo fármaco desarrollado por la farmacéutica Tesaro, si bien no cura el cáncer de ovario, sí consigue detener el avance de las células cancerosas, en comparación con otros tratamientos inhibidores de la poli (ADP-ribosa) polimerasa (PARP), lo que alarga significativamente la esperanza de vida de las pacientes.

En este estudio, publicado en The New England Journal of Medicine, y presentado de forma simultánea durante el último Congreso organizado por la European Society for Medical Oncology (ESMO), se ha analizado la evolución de las 533 mujeres participantes en el ensayo, a las que se catalogó de acuerdo a la presencia o ausencia de una mutación BRCA germinal, y del tipo de mutación, para después dividirlas al azar en un ratio de 2:1 para recibir niraparib (300 mg), o placebo, una vez al día.

La administración de niraparib logra un incremento significativo de la tasa de supervivencia libre de progresión (SLP), algo alentador si tenemos en cuenta que el de ovario es uno de los cánceres más mortales

Para evaluar los resultados se tuvo en cuenta la tasa de supervivencia libre de progresión (SLP), empleada para medir la cantidad de tiempo, durante y tras la medicación, en el que la enfermedad que está siendo tratada no avanza. En el grupo de las que tomaron niraparib junto a la quimioterapia, la tasa fue de 21 meses en las pacientes con mutación BRCA y de 9,3 en las que no presentaban mutación. Las que recibieron únicamente quimioterapia, por su parte, vieron reducida la tasa de supervivencia libre de progresión hasta los 5 meses en el caso de mutación, y hasta los 3,9 meses en los casos sin mutaciones.

Entre las pacientes con cáncer de ovario sensibles al platino, la duración media de la SLP fue significativamente mayor entre las que recibieron niraparib que entre aquellas que recibieron placebo, independientemente de la presencia o ausencia de mutaciones BRCA, algo que beneficiaría por tanto a la mayoría de pacientes con cáncer de ovario, y que podría cambiar la forma en la que se trata la enfermedad.

Por el momento, pese a que los resultados son muy alentadores si tenemos en cuenta que el cáncer de ovario es uno de los cánceres ginecológicos más mortales, desde la farmacéutica recuerdan que niraparib es un medicamento aún en fase de investigación y, como tal, todavía no ha sido aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos, ni por ninguna otra agencia reguladora.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD