PUBLICIDAD

Durvalumab aumenta la supervivencia en cáncer de pulmón microcítico

Un nuevo tratamiento para el cáncer de pulmón microcítico o de células pequeñas, que combina la quimioterapia con inmunoterapia –durvalumab– logra reducir el riesgo de muerte y aumentar la supervivencia de los enfermos.
Escrito por: Caridad Ruiz

09/10/2019

Cáncer de pulmón agresivo

Combinar quimioterapia y un fármaco de inmunoterapia denominado durvalumab para tratar el cáncer de pulmón microcítico ha conseguido reducir en un 27% el riesgo de muerte, y aumentar la supervivencia de los enfermos de 10,3 a 13 meses. En la investigación, publicada en la revista científica The Lancet, han participado el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y el Hospital 12 de Octubre, de Madrid.

El cáncer de pulmón microcítico o de células pequeñas es uno de los subtipos del cáncer de pulmón asociado al tabaquismo, que supone entre un 15 y un 20% de estos tumores. Se suele localizar en la zona central de los pulmones, y es muy agresivo y de crecimiento rápido.

Durvalumab también mejoró la calidad de vida de los pacientes

Con este nuevo tratamiento que estimula el sistema inmunitario para que destruya las células tumorales también mejoraron otros parámetros, como la calidad de vida de los pacientes y el tiempo libre de progresión de la enfermedad. Los efectos adversos fueron los previsibles en este tipo de terapia, y en cualquier caso se pudieron aliviar y tolerar.

La nueva inmunoterapia para el cáncer de pulmón microcítico ha reducido en un 27% el riesgo de muerte, y ha aumentado la supervivencia de 10,3 a 13 meses

En la investigación han participado 209 centros de 23 países, y 537 enfermos de cáncer de pulmón microcítico en fase avanzada. Los enfermos se dividieron en tres grupos: unos recibieron el tratamiento de quimioterapia con platino y etopósido que se emplea en estos casos. A los enfermos del segundo grupo se les trató con cuatro ciclos de inducción o neoadyuvante de quimioterapia y durvalumab, un inhibidor de unas proteínas PD-L1 que impiden que el sistema inmunitario destruya las células tumorales.

Y a los del tercer grupo, además de este último tratamiento, se les administró tremelimumab, un fármaco de inmunoterapia. A estos dos últimos grupos también se les proporcionó un tratamiento de mantenimiento con durvalumab, y fue en ellos donde se observaron las mejoras en la supervivencia y se redujo el riesgo de muerte.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD