Logran que un tumor se elimine a sí mismo con una nueva tecnología

Una nueva tecnología logra que el organismo produzca anticuerpos terapéuticos donde se necesitan para que los tumores se eliminen a sí mismos, lo que puede mejorar el tratamiento del cáncer y reducir sus efectos adversos.
Escrito por: Eva Salabert

19/05/2021

Logran que un tumor se autoelimine

Científicos de la Universidad de Zúrich (UZH) han modificado un virus respiratorio común, denominado adenovirus, para que se comporte como un 'caballo de Troya' y se introduzca en las células tumorales para suministrar genes que engañen a dichas células para que produzcan anticuerpos terapéuticos –citoquinas y otras sustancias de señalización– capaces de eliminar los tumores desde dentro.

Este nuevo método permite que el organismo produzca agentes terapéuticos a demanda y exactamente donde se necesitan y, a diferencia de la quimioterapia o la radioterapia, no daña las células sanas, por lo que podría reducir los efectos secundarios de los tratamientos contra el cáncer e incluso mejorar el tratamiento del COVID-19 al permitir administrar las terapias directamente en los pulmones.

“Engañamos al tumor para que se elimine a sí mismo mediante la producción de agentes anticancerígenos por parte de sus propias células”

Sheena Smith, la becaria postdoctoral que ha dirigido el desarrollo de esta tecnología, denominada SHREAD (shielded, retargeted adenovirus), ha explicado en un comunicado de prensa de la UZH que “engañamos al tumor para que se elimine a sí mismo mediante la producción de agentes anticancerígenos por parte de sus propias células”.

En este mismo comunicado los investigadores han señalado que los vectores adenovirales se emplean ya en varias de las vacunas contra el COVID-19, como las de Johnson & Johnson, AstraZeneca, la china CanSino Biologics y la rusa Sputnik V, pero carecen de la tecnología SHREAD.

Los anticuerpos se concentran en el tumor sin dañar otros tejidos

Gracias a la tecnología SHREAD, los científicos hicieron que el tumor produjese por sí mismo un anticuerpo aprobado para combatir el cáncer de mama denominado trastuzumab (Herceptin®), en las mamas de un ratón. Al cabo de unos días comprobaron que SHREAD produjo más anticuerpos en el tumor que cuando el fármaco se inyectaba directamente, y que además la concentración de estos anticuerpos en el torrente sanguíneo y en otros tejidos donde se suelen producir efectos adversos fue significativamente menor con SHREAD.

El anticuerpo terapéutico producido en el organismo provocaba poros en los vasos sanguíneos del tumor y destruía las células tumorales

Los científicos usaron un método muy sofisticado de imágenes de alta resolución en 3D que volvía los tejidos completamente transparentes y mostraba cómo el anticuerpo terapéutico producido en el organismo provocaba poros en los vasos sanguíneos del tumor y destruía las células tumorales, tratando el tumor desde el interior del mismo.

Los resultados de la investigación se han publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, y sus autores aseguran que la tecnología SHREAD no solo se puede aplicar en el tratamiento del cáncer de mama, ya que gracias a que los tejidos sanos ya no entran en contacto con niveles elevados de agentes terapéuticos también se podría emplear para administrar una amplia variedad de sustancias denominadas biológicas, potentes medicamentos basados en proteínas que si se utilizaran de otra forma resultarían demasiado tóxicos.

De hecho, el grupo de investigadores espera que esta tecnología se pueda aplicar también en el tratamiento del COVID-19. Según Smith: “Al administrar el tratamiento SHREAD a los pacientes a través de un aerosol inhalado, nuestro enfoque podría permitir la producción selectiva de terapias de anticuerpos contra el COVID en las células pulmonares, donde más se necesitan”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD