Nueva terapia para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal

Un grupo de investigadores del CSIC ha descrito una nueva terapia que podría ayudar a tratar la enfermedad inflamatoria intestinal, como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, gracias a un neuropéptido antiinflamatorio, la cortistatina.
Escrito por: Natalia Castejón

29/03/2021

Nueva terapia para colitis o Crohn

Buenas noticias para los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (EII), como colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, pues un grupo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han descrito una nueva terapia prometedora para el tratamiento de la EII cuya novedad es el uso de la cortistatina.

La cortistatina es un neuropéptido antiinflamatorio que actúa sobre el sistema nervioso, esta molécula fue descubierta por el mismo equipo hace unos años. Los resultados de este hallazgo, que se han publicado en la revista Nature Communications, muestran que uno de los cinco análogos de la cortistatina, concretamente el A5, tuvo actividad antiinflamatoria e inmunomoduladora in vitro y en modelos de la enfermedad en ratones.

La costistatina A5 ha demostrado ser más eficaz contra la enfermedad inflamatoria intestinal que los tratamientos actuales, como el infliximab o mesalazine

“Como uno de los límites para llevar las terapias basadas en péptidos a la clínica es su baja estabilidad en sangre, en colaboración con un grupo experto en caracterización estructural de biomoléculas y la empresa BCN Peptides diseñamos una molécula basada en la estructura de cortistatina, que mantenía las mismas funciones inmunológicas pero que era diez veces más resistente en suero. Se ensayó su efecto terapéutico en varios modelos preclínicos de enfermedad inflamatoria intestinal y observamos que era incluso más efectiva que los tratamientos de referencia actuales usados en clínica para estos pacientes, como son infliximab y mesalazine”, explica Mario Delgado, investigador principal del estudio.

Un arma contra la inflamación gastrointestinal

Este trabajo ha dado el primer paso en una manera nueva de diseñar fármacos basados en moléculas naturales de nuestro organismo. No hay que olvidar que la enfermedad inflamatoria intestinal produce una inflamación crónica del tracto gastrointestinal como resultado de una respuesta anormal del sistema inmunológico, algo que parece que se podría tratar eficazmente con la cortistatina.

La molécula A5 demostró tener una vida media aumentada en suero, además de un perfil característico en la unión al receptor, por lo que fue capaz de superar las limitaciones de la costistatina nativa. Esta nueva posibilidad de tratamiento se podría aplicar en los casos de pacientes con colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn que no responden a otras terapias.

Por otro lado, Elena González-Rey, una de las investigadores que lleva más de 10 años trabajando con costistatina, ha añadido que esta investigación muestra que el análogo A5 podría ser usado también en otras patologías que tienen una desregulación del sistema inmunitario y que necesitan tratamientos prolongados, como podrían ser el párkinson, la esclerosis múltiple y el ictus cerebral.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD