PUBLICIDAD

Perder un 10% del peso podría bastar para controlar la diabetes tipo 2

Las personas con un diagnóstico reciente de diabetes tipo 2 podrían controlar los niveles de glucosa en sangre y revertir la enfermedad con una dieta sana, baja en grasas y azúcares, que les permitiera perder el 10% de su peso.
Escrito por: Caridad Ruiz

03/10/2019

Perder peso podría controlar la diabetes tipo 2

Algunos enfermos de diabetes tipo 2 cuando adelgazan lo suficiente logran revertir esta patología sin necesidad de tomar fármacos. Ahora, un nuevo estudio realizado en la Universidad de Cambridge (Reino Unido) afirma que no hace falta una excesiva pérdida de peso para lograrlo, sino que con tan solo bajar un 10% en los primeros cinco años tras el diagnóstico es suficiente para conseguir la remisión de la diabetes.

Estudios anteriores señalaban que revertir la diabetes tipo 2 era posible si se seguía una dieta restrictiva de unas 700 calorías al día durante ocho semanas (las dietas hipocalóricas más tradicionales son de unas 1200-1500 calorías). Con este tipo de dieta se conseguía a muy corto plazo la remisión de la enfermedad en nueve de cada 10 pacientes recientemente diagnosticados, y en la mitad de los que llevaban más de ocho años con esta enfermedad endocrina.

Los pacientes que adelgazaron el 10% o más de su peso en los primeros cinco años tras el diagnóstico tuvieron el doble de posibilidades de normalizar sus niveles de glucosa en sangre

El problema es que este tipo de regímenes para diabéticos no son fáciles de seguir por los enfermos, por lo que terminan abandonándolos. Y por esta razón el equipo de la Universidad de Cambridge decidió comprobar si sería posible conseguir a largo plazo el mismo efecto con dietas menos restrictivas, y más cómodas y viables para la población, es decir, con un objetivo de pérdida de peso más “alcanzable”.

Dieta baja en azúcares y grasas animales para controlar la diabetes

Los autores del trabajo, publicado en Diabetic Medicine, analizaron los datos del estudio Addition-Cambridge, en el que participaron 867 individuos con diabetes recién diagnosticada, de entre 40 y 69 años de edad. Encontraron que en 257 –el 30%– la diabetes había mejorado cinco años después. Los que habían conseguido adelgazar el 10% o más de su peso en los primeros cinco años tras el diagnóstico tuvieron el doble de posibilidades de normalizar sus niveles de glucosa en sangre, en comparación con los que no adelgazaron.

Para los investigadores ese objetivo es mucho más sencillo de conseguir, ya que basta con seguir una dieta sana, rica en verduras, y baja en grasas de procedencia animal y en azúcares de absorción rápida, y practicar ejercicio físico de forma regular.

Ahora el equipo está realizando un estudio llamado GLoW que analiza cómo se pueden reducir los niveles de glucosa en sangre con un control del peso. En este trabajo se compara el programa educativo que hoy ofrece el Servicio Nacional de Salud británico a las personas diagnosticadas con diabetes con el ofrecido por Weight Watchers®, una compañía que ofrece programas de pérdida de peso en los que no se cuentan calorías, sino puntos.

En España se calcula que cada año se diagnostican alrededor de 386003 nuevos casos de diabetes tipo 2, y que la incidencia actual es de 11,58 casos por cada 1000 habitantes. Uno de los aspectos más negativos de esta patología es que alrededor del 43% de los enfermos desconocen su situación y no están diagnosticados y la diabetes tipo 2 es uno de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares y renales, entre otras.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD