El 14% de la población mundial tiene o ha tenido la enfermedad de Lyme

La propagación de la enfermedad de Lyme, una infección transmitida por la picadura de un tipo de garrapata, está en aumento, ya que más del 14% de la población mundial tiene o ha tenido esta zoonosis, cuyos casos crecen también en España.
Escrito por: Eva Salabert

16/06/2022

Enfermedad de Lyme en 14% población

La picadura de una garrapata puede transmitir lo que se conoce como enfermedad de Lyme o borreliosis –infección por Borrelia burgdorferi (Bb)– y ahora un nuevo estudio en el que se han analizado datos combinados con la evidencia disponible ha revelado que es probable que más del 14% de la población mundial tenga o haya tenido en algún momento dicha enfermedad, ya que así lo confirma la presencia de anticuerpos en sangre.

PUBLICIDAD

Los resultados del trabajo se han publicado en BMJ Global salud y han determinado que Europa central y occidental y Asia oriental son las zonas del planeta donde la prevalencia registrada de esta infección es más elevada, y el perfil del individuo que corre más riesgo de experimentar este problema de salud es el de un hombre mayor de 50 años que vive en áreas rurales.

La enfermedad de Lyme es una zoonosis, lo que significa que se trata de una patología que puede pasar de un animal a una persona. Los síntomas iniciales son similares a los de una gripe, pueden acompañarse de una lesión característica que se conoce como eritema migrans. Cuando una garrapata del tipo Ixodes muerde a una persona se produce un enrojecimiento e hinchazón en la zona de la picadura, pero la bacteria Borrelia, que es el agente infeccioso que transmite este ácaro puede propagarse a otros tejidos y órganos, y afectar al sistema nervioso, las articulaciones, el corazón y la piel, por lo que sin un diagnóstico y tratamiento precoces el paciente puede sufrir problemas articulares, cardiacos y neurológicos graves, como la infección neurológica denominada neuroborreliosis​.

PUBLICIDAD

Propagación de la enfermedad de Lyme a nivel mundial

El objetivo de la nueva investigación era conocer cómo se había propagado la enfermedad de Lyme por los distintos países y cuáles podrían ser los factores de riesgo que favoreciesen dicha propagación. Para averiguarlo sus autores revisaron 137 estudios seleccionados de entre 4.196 que se habían publicado hasta finales de 2021 y combinaron los datos de 89 estudios en los que habían participado 158.287 personas. El análisis reveló que la seroprevalencia global estimada que había sido notificada y se basaba en la presencia de anticuerpos contra la infección por Bb en la sangre era del 14,5%.

La bacteria Borrelia que transmite la garrapata puede propagarse a diversos tejidos y órganos y afectar al sistema nervioso, las articulaciones, el corazón y la piel

Las tres zonas en la que se había notificado una mayor seroprevalencia fueron Europa central (21%), Asia oriental (16%) y Europa occidental (13,5%). En el otro extremo de la escala, las regiones con la seroprevalencia informada más baja fueron el Caribe (2%), el sur de Asia (3%) y Oceanía (casi el 5,5%).

PUBLICIDAD

Un análisis agrupado más pequeño de los resultados de 58 estudios en los que se empleó Western Blot –una técnica analítica muy utilizada para confirmar la presencia de proteínas específicas– mostró que tener más de 50 años, ser varón, residir en un área rural y la picadura de una garrapata se asociaron con un mayor riesgo de Bb anticuerpos.

“Nuestros resultados indican que la prevalencia de Bb en 2010-2021 fue más alta que en 2001-2010”, han escrito los autores del estudio. Los investigadores lo atribuyen a factores como los cambios ecológicos, a las variaciones en el clima que han dado como resultado veranos más largos, inviernos más cálidos y menos precipitaciones, a las migraciones de animales, a la división de las tierras de cultivo y a pasar más tiempo al aire libre con las mascotas.

PUBLICIDAD

Los investigadores concluyen: “La seropositividad global estimada de Bb informada es relativamente alta... [la enfermedad de Lyme] es una enfermedad infecciosa ampliamente distribuida, pero no ha recibido mucha atención en todo el mundo”, y consideran que un mayor conocimiento de su distribución mundial y de los individuos con mayor riesgo de infección “podría informar el desarrollo de políticas de respuesta de salud pública y programas de control [de la enfermedad de Lyme]”.

La enfermedad de Lyme ha aumentado en España

En España, la enfermedad de Lyme está catalogada como Enfermedad de Declaración Obligatoria de vigilancia endémica regional según la Orden SSI/445/2015, y un informe realizado por el grupo responsable de la vigilancia epidemiológica del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III señala que en nuestro país se ha producido recientemente un aumento de los ingresos hospitalarios por su causa del 191,8%, y que esto también está ocurriendo en otras zonas de Europa en las que esta infección apenas se conocía.

PUBLICIDAD

El análisis de los datos de los ingresos registrados en el Registro de Actividad de Atención Especializada (RAE-CMBD) entre 2005 y 2019 revela un aumento de los ingresos hospitalarios y la ampliación de la distribución geográfica de la enfermedad. Un incremento que se ha observado en todas las comunidades autónomas, excepto en Extremadura, y confirma que la mayor frecuencia de hospitalizaciones corresponde a hombres y mayores 65 años. Durante el periodo analizado fueron ingresados 1.865 pacientes con enfermedad de Lyme, con un aumento de las hospitalizaciones en esos 15 años de un 191%. El informe también indica que la presentación clínica más frecuente en los casos hospitalizados es la neurológica.

La elevada presencia de garrapatas, que constituyen el vector transmisor de la enfermedad, la gran cantidad de reservorios animales que hay en España y los datos de hospitalización de los últimos años –que muestran un aumento de los ingresos con este diagnóstico– justifican la necesidad de “reforzar la vigilancia e investigación de esta enfermedad”, han indicado las investigadoras, ya que esto “permitirá mejorar la detección y caracterización epidemiológica de la enfermedad en España”. ​​

PUBLICIDAD

De hecho, en 2018 el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) incluyó la neuroborreliosis en su lista de enfermedades sujetas a vigilancia epidemiológica, solicitando a los países europeos que promuevan el seguimiento de la enfermedad.

Actualizado: 17 de junio de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD