PUBLICIDAD

El deterioro cognitivo es muy frecuente en la esclerosis múltiple

Entre el 50 y el 65% de los pacientes con esclerosis múltiple experimentan algún tipo de alteración cognitiva, que puede afectar a su conducta, a su actividad laboral y social, y a su capacidad para comunicarse.
Escrito por: Eva Salabert

03/06/2019

Deterioro cognitivo frecuente en la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una patología crónica de origen autoinmune que se manifiesta con síntomas muy diferentes, que dependen sobre todo de la zona del sistema nervioso afectada. Así, las personas diagnosticadas con esta enfermedad pueden presentar dolor, hormigueo, rigidez o pérdida de sensibilidad en las extremidades, inestabilidad de la marcha, incontinencia, o depresión, entre otros trastornos.

Además, existen otros síntomas que a veces son más difíciles de detectar como es el caso del deterioro cognitivo, que afecta a entre el 50 y el 65% de los pacientes en algún momento, según afirma Celia Delgado, logopeda miembro del Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM) y especialista de la Fundación Esclerosis Múltiple de Madrid (FEMM).

Las alteraciones cognitivas también pueden afectar al lenguaje y la capacidad de comunicación de las personas con esclerosis múltiple

Esto provoca desde problemas de memoria, desorientación y dificultades para recordar nombres de objetos o para llevar a cabo las actividades cotidianas, hasta alteraciones de la conducta que pueden influir en las relaciones sociales y laborales del enfermo. Pero, además, también puede afectar al lenguaje y la capacidad de comunicación de estos pacientes, lo que puede hacer que se sientan irritados o muestren impulsividad, desinhibición o agresividad, explica Celia Delgado.

La intervención logopédica en el paciente con esclerosis múltiple

Esta experta indica que la intervención del logopeda puede ayudar mucho en estos casos. Cada paciente mostrará un deterioro de la comunicación y el lenguaje diferentes, según el área cognitiva que tenga dañada, por lo que puede experimentar problemas de atención, una disminución en la velocidad de procesamiento mental que haga que necesite más tiempo para comprender y expresar los mensajes y tenga dificultades para seleccionar las palabras adecuadas, etcétera.

Un especialista en logopedia trabajará para potencial el lenguaje, las memorias auditiva y semántica, el acceso al léxico, las habilidades metafonológicas, la comprensión…, tanto de forma oral como a través de la lectura o la escritura, y con esta intervención, indica Delgado, es posible lograr que el paciente con esclerosis múltiple y sus interlocutores se encuentren más seguros en la comunicación, mejorando la autonomía y la capacidad de esa persona para manifestar opiniones o sus necesidades.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD