PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Salud al día

Un test sanguíneo, eficaz para diagnosticar un infarto rápidamente

Un estudio ha demostrado la eficacia de un nuevo test sanguíneo para determinar de forma rápida si un paciente con síntomas como dolor en el pecho, o dificultades para respirar, tiene o no un infarto de miocardio.
Escrito por: Eva Salabert

07/08/2018

infarto de miocardio

Un nuevo test sanguíneo de alta sensibilidad a la troponina es capaz de determinar si un paciente que ha ingresado en urgencias con síntomas de infarto agudo de miocardio (IAM) –como dificultad para respirar y dolor en el pecho– está sufriendo realmente un ataque cardíaco, o se trata de otro problema de salud, con mayor eficacia y rapidez que los procedimientos utilizados hasta ahora.

Esta prueba médica es una versión más sensible del test de troponina que se encuentra disponible actualmente en Europa, que tarda alrededor de tres horas en hacerse, y que se basa en la detección de la proteína troponina que se libera en la sangre cuando el músculo cardíaco se daña a causa, por ejemplo, de un ataque al corazón.

El test permitió determinar con éxito y de manera inmediata que el 30% de los pacientes no sufría un infarto de miocardio

Descartar con rapidez a los pacientes que no sufren un infarto

El test ha sido evaluado en un estudio realizado en la Universidad de Texas Southwestern –que se ha publicado en la revista Circulation–, en el que participaron 536 pacientes que habían ingresado en urgencias con manifestaciones clínicas compatibles con un episodio de IAM. Gracias a este procedimiento se pudo descartar con éxito y de manera inmediata al 30% de los pacientes, mientras que otro 25% fue excluido del diagnóstico de infarto en los 60 minutos siguientes.

Al cabo de tres horas el test había permitido descartar el infarto en el 83,8% de los pacientes ingresados, en comparación con el 80,4% que logró el test de práctica habitual de troponina. El resto de los pacientes, en los que se observaron resultados anormales de troponina, fueron sometidos a exámenes adicionales, y el 2% fue finalmente diagnosticado con un ataque al corazón, mientras que en los demás se detectaron daños en el músculo cardíaco por otras causas.

Según ha explicado Rebecca Vigen, cardióloga del Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern, esta prueba no pasó por alto por alto ningún IAM, y contribuyó a identificar con rapidez a los pacientes que a pesar de mostrar síntomas similares a los de un infarto no lo sufrían, y por tanto también permitirá diagnosticar un infarto con mayor rapidez.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD