PUBLICIDAD

Aprueban un nuevo tratamiento para la leucemia de células pilosas

La FDA ha aprobado el uso intravenoso del fármaco Lumoxiti para curar la leucemia de células pilosas resistente a otros tratamientos, un tipo de cáncer en la sangre poco frecuente, que suele afectar a adultos.

17/09/2018

Personas sujetándose las manos

Foto de Freepik ©katemangostar

La Food and Drug Administration (FDA), el organismo estadounidense encargado de la regulación de medicamentos, ha aprobado Lumoxiti (moxetumomad pasudotox-tdfk) para uso intravenoso para el tratamiento de la leucemia de células pilosas resistente, un tipo de cáncer en adultos poco habitual y de crecimiento lento. Este fármaco podrán recibirlo los pacientes que previamente hayan recibido al menos otros dos tratamientos sin conseguir detener a la enfermedad.

La leucemia de células pilosas es un tipo de cáncer de la sangre y de la médula ósea poco frecuente que suele evolucionar lentamente. En este caso, la médula produce un exceso de linfocitos deficientes que no llegan a convertirse en glóbulos blancos sanos. Se conoce como células pilosas o peludas porque las células leucémicas vistas al microscopio parecen tener unos pelillos. A medida que esas células aumentan de número se producen menos glóbulos blancos, hematíes o glóbulos rojos y plaquetas. Tiene mayor incidencia en hombres que en mujeres y se manifiesta con más frecuencia en personas adultas. Los síntomas no siempre son claros (cansancio, infecciones recurrentes, debilidad, hematomas, pérdida de peso sin razón aparente…), por eso a menudo se descubre de forma accidental al realizar un análisis de sangre.

Lumoxiti consiguió detener el crecimiento anormal de los linfocitos en el 30% de los pacientes con leucemia de células pilosas durante más de 180 días

Este cáncer se trata con medicamentos de quimioterapia que tratan de parar el crecimiento de las células cancerosas, en concreto con una clase de fármacos llamados análogos de nucleósidos de purina. El ensayo con Lumoxiti se realizó en 80 pacientes que habían recibido antes este tratamiento. Tras finalizar la investigación se comprobó que el 75% de los pacientes respondió de forma parcial o completa a la terapia, mientras que en el 30% se había detenido el crecimiento anormal de los linfocitos durante más de 180 días.

Efectos secundarios de Lumoxiti

En su presentación se advierte que Lumoxiti, que ha recibido la designación de medicamento huérfano, puede tener efectos secundarios como náuseas, cansancio, edema, anemia, estreñimiento o diarrea, fiebre… Pero el más importante es el riesgo de desarrollar síndrome de extravasación capilar sistémica, una patología en la que los líquidos y las proteínas fluyen fuera de los capilares hacia otros tejidos, provocando que la presión arterial baje peligrosamente y se pueda producir una insuficiencia orgánica múltiple. También puede provocar síndrome urémico hemolítico, que conlleva una destrucción de los glóbulos rojos.

Por todos estos motivos, los pacientes deben conocer la importancia que tiene mantener una ingesta adecuada de líquidos y someterse a frecuentes análisis sanguíneos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD