Coronavirus: la OMS declara la Emergencia de Salud Pública Internacional

La OMS ha declarado la Emergencia de Salud Pública internacional por el brote de 2019-nCoV, responsable de Covid-19 (enfermedad por coronavirus 2019) para coordinar mejor con los países afectados la lucha contra este nuevo virus.
Escrito por: Eva Salabert

30/01/2020

Emergencia internacional por el coronavirus de Wuhan

La Organización Mundial de la Salud ha declarado oficialmente como una Emergencia de Salud Pública a nivel Internacional el brote del nuevo coronavirus de Wuhan, después de que haya traspasado las fronteras chinas, contabilizándose ya casos en 18 países. Este anuncio, alargado durante varios días, dependía de factores como la gravedad de la enfermedad, la rapidez con la que se disemina un virus, y que se produzcan contagios en más de un país, criterios que parece que cumple el brote de coronavirus chino nCoV (2019-nCoV), que ya ha infectado a 7.834 personas, de ellas 7.736 en el gigante asiático (el 99% de los casos), con otros 12.167 casos sospechosos en todo el país. De los casos confirmados, 1.370 son graves y 170 personas han muerto. Otras 124 personas se han recuperado y han sido dados de alta del hospital según han informado representantes del Ministerio de Salud de la República Popular de China.

Por otro lado, la Secretaría de la OMS proporcionó una visión general de la situación en otros países. Ahora hay 82 casos en 18 países. De estos, solo 7 no tenían antecedentes de viajes en China. Ha habido 8 casos de transmisión de persona a persona en cuatro países: Alemania, Japón, Vietnam y los Estados Unidos de América. Uno de estos casos es grave y no ha habido muertes. Todo ello ha hecho que el comité de expertos de la OMS reunido hoy haya decido tomar esta importante decisión.

Los principales factores que han influido en la reconstitución del comité de emergencia en solo unos días han sido "el aumento de los casos y la evidencia de transmisiones entre humanos fuera de China", según declaró ayer Michael Ryan, director ejecutivo de la OMS para emergencias sanitarias, en una conferencia de prensa ofrecida tras el viaje a China realizado junto al director de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Declarar una PHEIC –la máxima categoría de alerta para crisis sanitarias–, permite intensificar las medidas de prevención y la coordinación de las autoridades sanitarias en todo el mundo

Y es que el hecho de que se hayan producido contagios fuera de China en personas que no habían estado previamente en ese país, como ha ocurrido en Alemania, Vietnam o Japón, indica que una epidemia que los expertos de la OMS consideraron en principio como un problema de salud pública grave circunscrito a China ha pasado a tener un impacto de carácter internacional.

Preocupa que el virus llegue a países sin recursos sanitarios

En la declaración de alerta sanitaria internacional realizada hoy por el máximo representante de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesu ha dado el otro principal motivo de dicha alerta: "La gran mayoría de los casos fuera de China tienen un historial de viajes a Wuhan, o contacto con alguien con un historial de viajes a Wuhan. No sabemos qué tipo de daño podría causar este virus si se propagara en un país con un sistema de salud más débil. Debemos actuar ahora para ayudar a los países a prepararse para esa posibilidad. Por todas estas razones, estoy declarando una emergencia de salud pública de preocupación internacional sobre el brote global de nuevos coronavirus".


Ya ayer en rueda de prensa, el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus advertía que es de vital importancia que no aumente el número de focos de la epidemia porque “si hubiera varios focos sería el caos”. En la OMS están preocupados por la posibilidad de que se detecten individuos infectados en países que no dispongan de un sistema sanitario preparado para afrontar un brote viral de este tipo. Y es que, según Ryan, "el mundo entero debe estar preparado para responder a este brote”, y que los países con menos recursos podrían necesitar ayuda para detectar y combatir el virus.

En la conferencia de prensa la organización aseguró que parece que los pacientes adquieren el virus a través de fluidos y el contacto cercano con los infectados, y reiteró la importancia de cubrirse al toser o estornudar. También informó de que es posible que el virus sobreviva en superficies y se transmita al tocar algún objeto infectado.

Objetivo: evitar la propagación del nCoV

Tanto el gobierno chino, como el de otros muchos países, han adoptado medidas destinadas a evitar la propagación del 2019-nCoV. China comenzó poniendo en cuarentena Wuhan, la ciudad epicentro del brote epidémico, una medida que después ha extendido a otras ciudades, dejando aisladas a alrededor de 21 millones de personas.

Muchos de los actos previstos para festejar el año nuevo chino –cuya celebración comenzaba el 25 de enero– se restringieron o suspendieron (hasta Disney ha cerrado su parque temático en Shanghái), y se han prolongado dos días más las vacaciones por este motivo, hasta el lunes 3 de febrero. Además, la Federación china de Fútbol ha suspendido por el momento todos los partidos, incluyendo la Superliga.

Aerolíneas como British Airways, Lufthansa, Air France o Iberia han suspendido sus vuelos a China, y aunque ya se ha empezado a repatriar a muchos de los extranjeros atrapados en Wuhan –se espera que los españoles aterricen mañana en Barajas–, en la mayoría de los casos estas personas permanecerán aisladas durante 14 días hasta que se confirme que no padecen Covid19, ya que los científicos chinos han comprobado que es posible contagiar el virus durante el periodo de incubación de la enfermedad, incluso sin que se presenten síntomas.

Todos estamos juntos en esto, y solo podemos detenerlo juntos. Este es el momento de los hechos, no del miedo. Este es el momento de la ciencia, no de los rumores. Este es el momento de la solidaridad, no del estigma

Los expertos de la OMS han alabado la magnífica respuesta del gobierno chino para combatir la infección y frenar su propagación, pero el organismo finalmente ha declara una PHEIC (public health emergency of international concern) –la máxima categoría de alerta para crisis sanitarias–, con el fin de intensificar las medidas de prevención y la coordinación de las autoridades sanitarias en todo el mundo, y las decisiones se adoptarán con el consenso de todos y no de forma unilateral.

El presidente de la OMS ha resumido las medidas a adoptar en siete áreas clave:

  1. Primero, no hay razón para medidas que interfieran innecesariamente con los viajes y el comercio internacional. La OMS no recomienda limitar el comercio y el movimiento. Hacemos un llamado a todos los países para que implementen decisiones basadas en evidencia y consistentes. La OMS está dispuesta a brindar asesoramiento a cualquier país que esté considerando qué medidas tomar.
  2. En segundo lugar, debemos apoyar a los países con sistemas de salud más débiles.
  3. En tercer lugar, acelerar el desarrollo de vacunas, terapias y diagnósticos.
  4. Cuarto, combatir la propagación de rumores y desinformación.
  5. Quinto, revise los planes de preparación, identifique las brechas y evalúe los recursos necesarios para identificar, aislar y atender casos, y prevenir la transmisión.
  6. Sexto, compartir datos, conocimientos y experiencias con la OMS y el mundo.
  7. Y séptimo, la única forma de vencer este brote es que todos los países trabajen juntos en un espíritu de solidaridad y cooperación. Todos estamos juntos en esto, y solo podemos detenerlo juntos. Este es el momento de los hechos, no del miedo. Este es el momento de la ciencia, no de los rumores. Este es el momento de la solidaridad, no del estigma.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD