El coronavirus SARS-CoV-2 reacciona a los anticuerpos del SARS de 2003

El SARS-CoV-2 reacciona a anticuerpos de muchas cepas de coronavirus, como la del SARS de 2003, y aunque al mutar evite la inmunidad generada por una vacuna o infección previa, es muy difícil que escape a todos los anticuerpos.
Escrito por: Eva Salabert

26/01/2021

SARS-CoV-2 reacciona a anticuerpos de 2003

Los anticuerpos que genera el sistema inmunitario en respuesta al SARS-CoV-2 reaccionan a otras cepas de coronavirus, y viceversa, según ha revelado un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Oregon Health & Science University (OHSU), en Estados Unidos. A pesar de ello, los anticuerpos que se generaron durante el brote de SARS del año 2003 han resultado poco eficaces a la hora de neutralizar al nuevo coronavirus responsable del COVID-19.

PUBLICIDAD

El SARS-CoV-2 ha desarrollado numerosas mutaciones desde que comenzó a propagarse y por ello no es raro que los anticuerpos –unas proteínas que elabora nuestro sistema inmune para defenderse de las infecciones– que se crearon para combatir al SARS detectado en 2003 no hayan sido capaces de neutralizar al nuevo patógeno.

Cada persona desarrollará “un repertorio único de anticuerpos que se unen a diferentes partes del virus, por lo que la posibilidad de que una variante del SARS-CoV-2 se escape de todos ellos es bastante baja"

El Dr. Fikadu Tafesse, profesor asistente de microbiología molecular e inmunología en la Facultad de Medicina de la OHSU y principal autor del trabajo, ha señalado que sus hallazgos tienen “algunas implicaciones importantes con respecto a la inmunidad frente a diferentes cepas de infecciones por coronavirus, especialmente porque estos virus continúan mutando”.

PUBLICIDAD

Este experto opina que posiblemente no haya una única vacuna que sirva para protegernos contra todas estas mutaciones y que “aunque las vacunas que salen ahora pueden romper el impulso del virus y poner fin a la pandemia, es posible que no sean el final”.

Anticuerpos que neutralizan diferentes partes del coronavirus

Los autores del estudio, que se ha publicado en Cell Reports, emplearon clones de anticuerpos individuales en los que comprobaron la reactividad cruzada y que el sistema inmune con un funcionamiento normal elaborará un gran número de anticuerpos con más probabilidades de neutralizar una amplia variedad de objetivos en el virus mutante, ha explicado Tafesse.

Según Timothy Bates, estudiante graduado de cuarto año en microbiología molecular e inmunología en la Facultad de Medicina de OHSU y otro de los autores principales, “los virus mutantes emergentes pueden tener cierta propensión a escapar de ciertos anticuerpos producidos por una infección o vacuna previa”, pero esto no es muy preocupante porque cada persona tiene un sistema inmune diferente que desarrollará “un repertorio único de anticuerpos diferentes que se unen a diferentes partes del virus, por lo que la posibilidad de que una variante del SARS-CoV-2 se escape de todos ellos es bastante baja".

Posiblemente no haya una única vacuna que sirva para protegernos contra todas las mutaciones del coronavirus

Los resultados del estudio sugieren, además, que intentar determinar con precisión una infección previa por COVID-19 analizando los anticuerpos de la sangre puede ser complicado debido a la presencia de anticuerpos que reaccionan a otras cepas de coronavirus, incluido el que causa el refriado común.

PUBLICIDAD

El hecho de que el SARS-CoV-2 reaccione a anticuerpos de numerosas cepas de coronavirus dificulta el diagnóstico de infecciones más antiguas, pero también aumenta las probabilidades de los científicos para analizar la biología de este nuevo coronavirus y los efectos que provoca en los pacientes, ya que, según Tafesse su hallazgo “proporciona más herramientas para estudiar la biología de este virus, porque tenemos muy pocos reactivos disponibles en este momento para el SARS-CoV-2”.

Actualizado: 15 de septiembre de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD