Hallan un rasgo genético que predispondría a tener COVID-19 grave

Un estudio ruso ha descubierto un factor de predisposición genética que haría que las personas desarrollen COVID-19 grave, se trata de las moléculas del antígeno leucocitario humano de clase I (HLA-I), responsable de la respuesta inmunitaria.
Escrito por: Natalia Castejón

24/02/2021

Predisposición genética a COVID-19 grave

El COVID-19 no afecta de la misma manera a todas las personas, pues incluso hay diferencias en como pasan la enfermedad personas de la misma edad. Uno de los motivos por los que esto ocurre apunta a la genética personal como explicación. Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad Nacional de Investigación de Rusia ha encontrado una característica en los genes que podría provocar que la persona que la tiene sea proclive a desarrollar un COVID-19 grave.

Ese factor de riesgo genético son las moléculas del antígeno leucocitario humano de clase I (HLA-I) o genotipo HLA-I, que son las células humanas que se encargan de la respuesta inmunitaria que se activa ante la entrada en el organismo del SARS-CoV-2; el conjunto de seis de estas moléculas es único en cada persona y se heredada de los padres.

Las personas que presentan genotipos HLA-I tienen más probabilidades de desarrollar un COVID-19 si se contagian con el SARS-CoV-2

La inmunidad de las células T es uno de los mecanismos clave que utiliza el cuerpo humano para combatir las infecciones por virus. La base de estadificación para el desarrollo de la inmunidad celular es la presentación de péptidos de virus en la superficie de las células infectadas –las HLA-I son responsables del éxito de esta presentación–. A esto le sigue la activación de los linfocitos T, que comienzan a destruir las células infectadas. Así, si el conjunto de alelos detecta bien el virus, entonces las células inmunes detectarán y destruirán las células infectadas rápidamente; si una persona tiene un equipo que es malo para tal detección, es más probable que se observe un caso más grave de enfermedad.

En las pruebas realizadas por los investigadores usaron el aprendizaje automático (machine learning) y construyeron un modelo que evalúa la posible potencia de la respuesta inmunitaria de las células T al COVID-19. Stepan Nersisyan, uno de los autores de la investigación, publicada en la revista Frontiers in Immunology, ha expuesto que “el genotipo de HLA-I es un factor importante para la respuesta inmunitaria a cualquier tipo de infección vírica. En nuestro trabajo demostramos que los individuos con genotipos HLA específicos están más predispuestos a tener COVID-19 grave. Del mismo modo, existen algunos genotipos ‘fuertes’ que raramente se asocian con un curso grave de la enfermedad”.

Detectar las personas en riesgo de COVID-19 grave para vacunarlas

El estudio, que a analizado los genotipos de más de 100 pacientes positivos en COVID-19 y de más de 400 sanas, indica que si el conjunto de las versiones del gen HLA-I permite una presentación eficaz de los péptidos del SARS-CoV-2, por tanto se puede entender que entonces los participantes tenían un riesgo bajo, mientras que aquellos con una menor capacidad de presentación del gen tenían un riesgo alto. Por tanto, la puntuación de riesgo de los pacientes con la enfermedad grave fue mayor que en los casos moderados y leves.

Además del descubrimiento de la correlación entre el genotipo y la gravedad del COVID-19, los investigadores indicaron que este hallazgo podría ayudar también a evaluar el efecto de una mutación del virus en el desarrollo de la inmunidad de las células T en su lucha contra él.

Nersisyan subraya que saber las personas que cuentan con este genotipo HLA de riesgo podría ayudar a determinar quiénes son más vulnerables a tener un COVID-19 grave y, ante la escasez de vacunas actual, poder crear un nuevo grupo prioritario de vacunación. “Por último, saber tu propio grupo de riesgo puede motivar a las personas a mantener una distancia social más responsable, a llevar mascarilla y a hacer otras cosas para estar más seguras”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD