La vacuna anti-COVID-19 de Moderna induce respuesta inmune en macacos

La vacuna contra el coronavirus de Moderna induce una potente respuesta inmune en macacos resus, en los que consigue un rápido control viral en las vías aéreas superiores y evita la infección pulmonar por SARS-CoV-2.
Escrito por: Eva Salabert

29/07/2020

La vacuna anti-COVID-19 de Moderna respuesta inmune en macacos

Un estudio ha demostrado que la vacuna experimental contra el COVID-19 desarrollada por la compañía farmacéutica Moderna –mRNA-1273–, induce una potente respuesta inmune contra el coronavirus en primates no humanos –macacos resus–, sin provocar efectos adversos. Los resultados del trabajo, que se han publicado en New England Journal of Medicine, complementan los obtenidos en un ensayo clínico en fase I realizado con seres humanos, y que también mostraron una buena respuesta inmunológica.

Dos días después de la exposición al SARS-CoV-2 no se detectó la infección en los pulmones de siete de cada ocho macacos que habían sido vacunados

Para realizar esta investigación se administraron dos inyecciones de 10 o 100 microgramos (μg) de mRNA-1273, o placebo, con un intervalo de 28 días, a tres grupos formados por ocho macacos resus. Los macacos vacunados produjeron elevados niveles de anticuerpos neutralizantes directamente en la superficie de la proteína espiga a la que se une el coronavirus para introducirse en las células. Según los investigadores los animales que recibieron las dosis de 10 o 100 μg de la vacuna produjeron anticuerpos neutralizantes en la sangre en niveles muy superiores a los encontrados en personas recuperadas de COVID-19.

Control viral en las vías aéreas superiores

A las cuatro semanas de la segunda inyección se expuso a todos los animales al SARS-CoV-2, tanto a través de la nariz como de los pulmones. Al cabo de dos días no se detectó la infección en los pulmones de siete de cada ocho macacos en los dos grupos que habían sido vacunados, mientras que la replicación viral continuó en los pulmones de todos los que habían recibido placebo. Además, ninguno de los nueve macacos a los que se inyectó la dosis de 100 μg de mRNA-1273 tenía virus detectables en las fosas nasales dos días después de haberse expuesto al coronavirus.

Reducir la diseminación del virus en las vías aéreas superiores podría disminuir la transmisión del SARS-CoV-2 y la propagación de la enfermedad

Los autores del estudio han señalado que es la primera vez que una vacuna experimental anti-COVID-19 probada en primates no humanos ha demostrado su capacidad para desencadenar un control viral tan rápido en las vías aéreas superiores. Una vacuna que reduzca la replicación viral en los pulmones limitaría el progreso de la enfermedad en los pacientes, mientras que reducir la diseminación del virus en las vías aéreas superiores podría disminuir la transmisión del SARS-CoV-2 y, por consiguiente, la propagación de la enfermedad por vía aérea.

Stephen Hoge, presidente de Moderna, ha declarado en un comunicado que "este estudio preclínico muestra que la mRNA-1273 protege contra altas dosis de infección por SARS-CoV-2 en primates y previene la enfermedad pulmonar en animales, lo cual apoya los avances que estamos haciendo con la vacuna mRNA-1273".

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD