Tener dolor de cabeza durante el COVID-19 indica un mejor pronóstico

Los pacientes con COVID-19 que presentan dolor de cabeza recurrente entre sus síntomas podrían tener mejor pronóstico de la enfermedad, pues indicaría la acción del sistema inmunitario frente a la infección.
Escrito por: Natalia Castejón

27/08/2021

Persona con dolor de cabeza provocado por el COVID

El dolor de cabeza se ha convertido en uno de los síntomas característicos del COVID-19 aunque no todo el mundo lo padece, según algunos estudios realizados al respecto la incidencia estaría entre un 10% y un 75%. Un estudio realizado por miembros del Hospital Clínico Universitario de Valladolid ha revelado que presentar este síntoma puede ser indicador de un mejor pronóstico de la enfermedad.

En la investigación se ha analizado a 2.200 pacientes infectados con el SARS-CoV-2 del Área de Salud de Valladolid Este, teniendo en cuenta sus síntomas y la progresión de la enfermedad. Los resultados, publicados en la revista Scientific Reports, mostraron que tener dolor de cabeza como síntoma indicaba un mejor pronóstico de la enfermedad, teniendo menos probabilidades de fallecer como consecuencia de la infección o de desarrollar una patología grave.

“Cuatro de cada cinco personas presenta cefalea en los primeros cuatro días de la infección y en menos del 20% persiste más allá de dos semanas”

Según explican, el dolor de cabeza podría ser un signo que indicase que el sistema inmunitario está desplegando sus defensas para hacer frente al virus. Del total de los pacientes con un resultado positivo en el diagnóstico del coronavirus, el 23% indicó que había tenido dolor de cabeza, y se comparó el porcentaje de los que necesitaron ser hospitalizados en relación con este síntoma, y se observó que la diferencia fue escasa.

Dolor de cabeza más intenso en las mujeres

Otro de los hallazgos mostraba que el dolor de cabeza era más intenso y tenía más frecuencia de molestias ante la luz en el caso de las mujeres, sin embargo, los autores recalcan que es más común que las mujeres tengan antecedentes médicos de cefaleas, por lo que no es extraña esta asociación.

“Después de analizarlo mucho, no podemos decir que exista un patrón específico o único del dolor de cabeza durante la infección por coronavirus. La mayoría de los pacientes describe un dolor de cabeza de predominio a nivel frontal, bilateral, con una cualidad del dolor opresiva –como teniendo un peso encima de la frente–, de intensidad moderada a grave y frecuentemente acompañado de molestias ante estímulos lumínicos o auditivos”, explica David García Azorín, principal autor de la investigación.

Las mujeres presentaron más prevalencia de dolor de cabeza durante el COVID-19, algo que los autores asocian a que este grupo suele tener más antecedentes de cefaleas

El investigador hace hincapié en que los pacientes con COVID-19 también presentan otros síntomas, por lo que no se debe confundir este dolor de cabeza con otros como una migraña o cefalea tensional. Además, añade que “cuatro de cada cinco personas presenta cefalea en los primeros cuatro días de la infección y en menos del 20% persiste más allá de dos semanas”.

Los investigadores continúan estudiando el dolor de cabeza durante el COVID-19 y para saber más están registrando la duración de esta cefalea e intentando determinar por qué algunos pacientes continúan teniendo estos dolores incluso meses después de haber superado la enfermedad, así podrán trabajar para encontrar tratamientos contra esta situación discapacitante.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD