Un nuevo test de sebo detectaría el coronavirus a través de la piel

Científicos británicos desarrollan un test no invasivo que permitiría detectar la infección por coronavirus a través del análisis de muestras de sebo obtenidas con hisopos de zonas grasas de la piel como la cara, la espalda o el cuello.
Escrito por: Eva Salabert

24/03/2021

Test de piel para detectar coronavirus

Introducir un hisopo en las fosas nasales para comprobar si una persona está infectada con el coronavirus no es doloroso, pero sí resulta incómodo y desagradable. Por ello, desarrollar nuevas pruebas médicas que permitan complementar a los test actuales para detectar el SARS-CoV-2 (PCR o test de antígenos) de forma fiable, segura y poco invasiva es uno de los objetivos de los científicos.

Ahora, investigadores de la Universidad de Surrey, en Reino Unido, en colaboración con Frimley NHS Trust y las Universidades de Manchester y Leicester, han creado una nueva técnica que se basa en el análisis de una muestra de la piel rica en sebo –una grasienta sustancia cerosa producida por las glándulas sebáceas del cuerpo– para detectar la infección a través del nivel lipídico del sebo. Los expertos recogieron muestras de sebo de 67 pacientes hospitalizados, 30 de los cuales habían dado positivo en COVID-19, mientras que los otros 37 habían dado negativo.

Los pacientes con un resultado positivo en el test de COVID-19 tenían unos niveles de lípidos más bajos –o dislipidemia– que sus homólogos con un resultado negativo

Las muestras fueron recogidas pasando un hisopo por zonas cutáneas ricas en sebo, como la cara, el cuello o la espalda. Para analizar las muestras utilizaron espectrometría de masas de cromatografía líquida y una técnica de modelado estadístico denominada mínimos cuadrados parciales, un análisis discriminatorio que permite diferenciar las muestras positivas y negativas de COVID-19.

De esta forma, descubrieron que los pacientes con un resultado positivo en el test de COVID-19 tenían unos niveles de lípidos más bajos –o dislipidemia– que sus homólogos con un resultado negativo. La fiabilidad de los resultados del estudio, que se ha publicado en Lancet E Clinical Medicine, se incrementó cuando se controlaron la medicación y las condiciones de salud adicionales.

Test no invasivos para diagnosticar COVID-19

La Dra. Melanie Bailey, investigadora de la Universidad de Surrey y coautora del trabajo, ha afirmado: “Lamentablemente, el espectro de futuras pandemias está firmemente asentado en la cima de la agenda de la comunidad científica. Nuestro estudio sugiere que en el futuro puede ser posible usar test no invasivos para enfermedades como el COVID-19, un avance que estoy segura que será bienvenido por todos”.

Matt Spick, otro de los coautores del estudio, ha añadido que “el COVID-19 daña muchas áreas del metabolismo. En este trabajo mostramos que el lipidoma de la piel – total de los lípidos en las células– se puede agregar a la lista, lo que podría tener implicaciones para la función de barrera de la piel, además de ser un síntoma detectable de la enfermedad en sí”.

El doctor George Evetts, Consultor en Anestesia y Medicina de Cuidados Intensivos en el Hospital Frimley Park afirma que es clave “investigar nuevos métodos de diagnóstico y vigilancia en una nueva enfermedad como el COVID-19, que ha tenido un efecto tan devastador en el mundo”, y que el análisis de las muestras de sebo “es un método simple y no invasivo que parece prometedor tanto para el diagnóstico, como para el seguimiento de la enfermedad, tanto en un entorno sanitario, como no sanitario”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD