PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Examen de fondo de ojo
El examen de fondo de ojo es una técnica que permite observar el interior del globo ocular para diagnosticar una enfermedad, o para comprobar la evolución de patologías como la diabetes o la hipertensión.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Cómo se hace el examen de fondo de ojo

Para hacerte un examen de fondo de ojo, cuando llegues a la consulta del oftalmólogo la enfermera comenzará a instilarte unas gotas de colirio en el ojo que te dilatarán poco a poco la pupila; estas gotas pueden escocer un poco. Este proceso puede llevar varios minutos, hasta una hora. La enfermera irá comprobando cómo se dilata la pupila hasta que considere que se encuentra en el estado ideal para poder realizar la prueba.

Después, entrarás en la consulta del oftalmólogo y te sentarás en una silla. Se apagarán las luces para facilitar la visión del interior del ojo. Si el médico utiliza una lámpara de hendidura, te pedirá que apoyes la barbilla y la frente en una estructura de metal, para así fijar la mirada y utilizar las lupas y luces que permiten el examen ocular.

Si el oftalmoscopio es directo, el médico tendrá que ver primero un ojo y después el otro ojo. Cuando el oftalmoscopio que se usa es indirecto, el médico podrá ver los dos ojos a la vez con una luz que normalmente se colocará en su propia frente; en este caso, permanecerás reclinado o tumbado. Durante la prueba, el médico te pedirá que fijes la vista en un punto y que no parpadees por unos segundos.

Una vez terminado el examen de fondo de ojo podrás relajar la mirada y realizar una vida normal. Eso sí, la dilatación de las pupilas te durará unas horas más, por lo que la luz del sol te molestará y puedes tener alguna alteración visual; lo más frecuente es que no puedas leer de cerca, así que se recomienda aplazar actividades que lo requieran.

No siempre es necesario que el examen de fondo de ojo se realice en estas condiciones. Los neurólogos y otros médicos en urgencias suelen realizar el examen de fondo de ojo sin dilatar antes la pupila, ya que no hay tiempo para ello. Esto no permite un estudio profundo de la retina y otras partes del ojo, pero sí es posible observar las partes esenciales que les interesen (por ejemplo, la presencia de papiledema).

Complicaciones del examen de fondo de ojo

Las complicaciones graves en el examen del fondo de ojo no son muy frecuentes. Algunas que pueden ocurrir alguna vez son:

  • Irritación de la conjuntiva ocular o escozor intenso en los ojos al instilarte las gotas para dilatar la pupila.
  • Alergia al medicamento que se utiliza para dilatar la pupila.
  • Provocación de un ataque de glaucoma agudo, ya que al dilatar la pupila el canal por el que se drena el líquido del interior del ojo se cierra y puede aumentar mucho la presión intraocular.

Actualizado: 9 de Agosto de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''

PUBLICIDAD