¿Por qué se dilatan las pupilas?

Las pupilas de nuestros ojos se dilatan de forma natural cuando entramos en un lugar oscuro para que entre más luz a la retina. Pero en ocasiones pueden dilatarse por problemas médicos o por causas involuntarias. Descubre cuáles.
¿Por qué se dilatan las pupilas?

Actualizado: 27 de octubre de 2021

La pupila es el pequeño círculo de color negro que tenemos en el centro del iris. Su función es permitir el paso de la luz hasta la retina. Y se abre y se cierra a voluntad suya y no nuestra. Para comprobarlo, hagamos una prueba. Primero, intenta de forma voluntaria abrir y cerrar los ojos. Tus párpados te obedecen quieran o no, ¿verdad? Ahora procura que tus pupilas se dilaten, es decir, se abran. Salvo que pases a una habitación más oscura y permanezcas en ella unos segundos, es imposible que con tu simple deseo consigas que modifiquen su diámetro.

“Las pupilas se dilatan fisiológicamente cuando estamos en ambientes poco iluminados para incrementar la cantidad de luz que entra en el ojo y facilitar la visión”, nos comenta el Dr. Francisco J. Muñoz Negrete, director de la revista Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología (SEO).

En situaciones estresantes o de nerviosismo las pupilas se dilatan para favorecer la entrada de luz en el ojo y poner al sujeto en mejores condiciones de responder

Colirio para dilatar la pupila del ojo

Se trata pues de “un reflejo involuntario, se puede contraer la pupila forzadamente si miramos un objeto cercano, pero no se puede dilatar voluntariamente”, apunta el Dr. Muñoz Negrete. Unos músculos son los encargados de controlar este cambio de tamaño: el músculo dilatador que provoca la midriasis, el término médico con que se conoce la dilatación, y los músculos circulares del iris que ocupan de disminuir su tamaño.

¿Por qué nos dilatan las pupilas en la revisión oftalmológica?

Lo más frecuente es que al acudir a una revisión oftalmológica el médico te aplique unas gotas de colirio para aumentar la abertura de la pupila. Es una sensación rara: la visión se vuelve borrosa de forma que nos impide ver bien, la luz, en general, puede molestar y provoca escozor. Pero es una medida necesaria. “Se hace para ver el fondo de ojo, es decir, explorar la retina y observar con más detalle el cristalino y las cataratas”, explica Dr. Muñoz Negrete. El glaucoma, la degeneración macular, la detección de un desgarro o desprendimiento de retina, o incluso un tumor son algunas de las enfermedades que se pueden diagnosticar con esta prueba.

El oftalmólogo dilata la pupila para ver el fondo de ojo y así explorar la retina y observar con más detalle el cristalino y las cataratas

Para abrir la pupila se utilizan diferentes tipos de colirios. El especialista elegirá uno u otro según el tipo de exploración que conviene al paciente, ya que el efecto y la duración de la dilatación varía:

  • Colirio de tropicamida: su efecto dura unas horas.
  • Colirio ciclopléjico: la pupila puede llegar a estar dilatada hasta 12 horas después.
  • Colirio de atropina: con este fármaco, la dilatación puede incluso durar varios días.

De todas formas, el efecto de los colirios sobre la pupila depende de otros factores:

  • La edad: generalmente a medida que se cumplen años “se puede producir más dificultad para dilatar la pupila”, nos informa el Dr. Muñoz.
  • El consumo de algunos fármacos: “Los usados para combatir la patología protastásica pueden dificultar la dilatación de la pupila”, señala.

Una vez que se finaliza la exploración, al salir de la consulta y hasta que las pupilas recuperen su tamaño habitual, conviene seguir estos consejos:

  • Usar unas gafas de sol para que la luz no le moleste.
  • No trabajar con pantallas luminosas como el ordenador, la tableta o incluso el móvil. Además, la visión borrosa le impedirá poder leer.
  • No conducir. Por eso, si precisa ir en coche a la consulta, le dirán que le acompañe alguien que pueda manejar el automóvil. De hecho, la Dirección General de Tráfico advierte que no se debe conducir tras la aplicación de colirios para la dilatación de las pupilas.

Causas por las que se dilata la pupila

Como veremos luego, esta estructura del ojo puede dilatarse como consecuencia de alguna enfermedad, pero nuestras pupilas se pueden dilatar de forma involuntaria por otras causas:

  • Dilatación de la pupila por estrés

    El estrés

    Según nos comenta el Dr. Muñoz Negrete, cuando nos encontramos muy nerviosos “predomina el tono simpático del organismo y las pupilas se dilatan para favorecer la entrada de luz en el ojo y poner al sujeto en mejores condiciones de responder ante una circunstancia estresante”. Imaginemos que nos lanzamos en parapente. El estrés que esta situación provoca aumenta las pulsaciones del corazón para mejorar la capacidad física, y además abre nuestras pupilas para que estemos bien atentos y alerta a lo que ocurre alrededor nuestro.

  • Dilatación de la pupila por drogas

    Consumo de drogas

    El cannabis reduce la capacidad de la pupila para recuperarse ante una luz brillante. La cocaína, las anfetaminas, el LSD o el éxtasis causan la dilatación de las pupilas.

  • Dilatación de la pupila por medicamentos

    Medicamentos

    “Algunos tienen efecto anticolinérgico, como la atropina”, nos indica el Dr. Muñoz. Los fármacos anticolinérgicos se utilizan para tratar el asma, la incontinencia urinaria, la hipertensión, trastornos respiratorios… También pueden tener este efecto medicamentos para evitar mareos, náuseas, antihistamínicos o algunos antidepresivos.

  • Dilatación de la pupila por ingesta de alcohol

    El consumo de alcohol

    “Un consumo moderado no altera la pupila”, aclara el Dr. Muñoz Negrete, pero sí ingerir grandes cantidades.

  • Dilatación de la pupila por setas alucinógenas

    Por efecto de algunas plantas

    “Hay plantas que tienen componentes que pueden producir dilatación de la pupila, de tal forma que si los trabajadores de jardinería las tocan y luego se frotan el ojo pueden experimentar una dilatación de la pupila”, nos comenta. Esas plantas son, por ejemplo, la belladona, la trompeta del ángel, la flor de luna o campanillas y algunas setas alucinógenas.

  • Dilatación de la pupila por estímulos emocionales

    Estímulos emocionales

    Los gifs de gatos de enormes ojos redondos con pupilas dilatadas casi al 100% se han convertido en la imagen de la ternura. Quizás inspirada en la idea de que al sentir amor nuestras pupilas se agrandan. Este hecho, sin ser cierto por completo, podría tener una explicación racional. “Todo lo que estimule el sistema simpático (estrés, sensación de peligro, excitación extrema) puede producir dilatación de la pupila”, nos comenta el Dr. Francisco Muñoz. También la presencia de altos niveles de oxitocina, conocida como la hormona del amor, causa un aumento en el diámetro de nuestras pupilas.

Diferentes estudios han relacionado la dilatación de la pupila con la excitación sexual. Un estudio publicado en Social Behavior and Personality: an international journal señalaba que cuando los individuos, hombres y mujeres, ven imágenes de desnudos las pupilas se dilatan, independientemente del sexo del sujeto o de la persona que se está viendo. Ahora bien, si se nos dilatan las pupilas cuando Cupido nos dispara sus flechas del amor no está probado.

¿Tener las pupilas dilatadas es síntoma de alguna enfermedad?

Como nos cuenta el Dr. Francisco J. Muñoz tener las pupilas dilatadas sin motivo alguno puede ser el síntoma de alguna enfermedad:

  • La pupila de Adie: Se trata de un trastorno neurológico de origen desconocido. “Es una pupila que se dilata sobre todo en ambientes luminosos cuando debería ocurrir lo contrario”, nos explica. Es decir, se abre cuando en realidad debería cerrarse. Esta enfermedad “es más frecuente en mujeres y es característico que se den cuenta en los días soleados o en la playa, donde la diferencia con la pupila normal es mayor”, añade.
  • Traumatismos oculares: Un golpe en el ojo “puede producir una midriasis permanente”, dice el Dr. Muñoz.
  • Parálisis de nervios oculomotores: Son los encargados de generar movimiento en los ojos, y de contraer la pupila. Enfermedades vasculares, como la diabetes o la hipertensión, infecciones, tumores o traumatismo pueden causar la inmovilización de estos nervios.
  • Patologías cerebrales graves: como aneurismas, tumores o un traumatismo craneal, pueden afectar la forma en la que las pupilas reaccionan a la luz y causar que se agranden. En estos casos a menudo la dilatación de la pupila se produce solo en un ojo. Por eso, cuando alguien sufre un golpe en la cabeza, el médico observa las pupilas con una pequeña luz.

Creado: 27 de octubre de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD