PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Broncoscopia
También conocida como fibrobroncoscopia, es una prueba médica que sirve para diagnosticar y tratar enfermedades de las vías respiratorias y de los pulmones. Conoce cómo prepararte para una broncoscopia.
Escrito por Dr. Pablo Rivas, Especialista en medicina interna

Preparación para la broncoscopia

Preparación para la broncoscopia

Estas son las cuestiones que debes tener en cuenta en la preparación previa a someterte a una broncoscopia:

  •  Duración: la prueba se realiza en unos 30 minutos, aunque puede llevar más tiempo dependiendo de los hallazgos que se encuentren, o si se hace algún procedimiento terapéutico o toma de biopsias.
  •  Ingreso: la broncoscopia más habitual, es decir la broncoscopia flexible, se puede hacer de forma ambulatoria. La broncoscopia rígida requiere anestesia general y puede precisar ingreso.
  •  ¿Es necesario ir acompañada?: se suele administrar un sedante para que permanezca tranquilo durante la prueba, por lo que es recomendable que le acompañe alguien para llevarle luego a casa.
  •  Medicamentos: no se requiere ninguna medicación especial.
     
  •  Comida: es necesario permanecer sin ingerir agua ni alimentos durante las 8-10 horas previas a la prueba.
  •  Ropa: puede llevar la ropa que desee pero conviene que sea fácil de quitar, pues le quitarán la mayoría de la ropa y le facilitarán una bata de hospital.
  •  Documentos: debe llevar el consentimiento informado, que es un papel donde le explican en qué consiste la prueba y sus posibles riesgos. Debe leerlo atentamente y llevarlo firmado. Debe llevar el volante de solicitud de la prueba.
  •  Contraindicaciones: No conviene hacer una broncoscopia en los siguientes casos:
    • Enfermos “inestables” o graves con hipotensión importante, arritmias graves, etcétera.
    • En enfermos con insuficiencia respiratoria que no vayan a tolerar la prueba. En estos casos a veces se puede hacer bajo anestesia general e intubado en una Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI)
    • El embarazo es una contraindicación relativa.
    • Problemas de coagulación graves.
  •  Embarazo y lactancia: en general debe evitarse la realización de la prueba durante el embarazo, aunque en ocasiones se podría realizar si se considera que los beneficios superan a los riesgos. Se utilizará la mínima dosis de sedantes posibles y siempre con medicaciones seguras para el feto. La lactancia en general no contraindica la realización de la prueba. Los sedantes que se administran para realizar el procedimiento en general no suponen un riesgo para el lactante, a menos que tenga problemas respiratorios graves.

Otras consideraciones respecto a la broncoscopia

  • Deberá decirle al médico si tiene alergia a medicamentos, especialmente a anestésicos.
  • Si está tomando aspirina o antiinflamatorios puede que le indique que pare de tomarlos los 7-14 días previos a la prueba. Esto se debe a que la aspirina y los antiinflamatorios facilitarían el sangrado en caso de que haga falta tomarle una biopsia o quitar un pólipo. El médico le indicará cuándo retomar esta medicación.
  • Si está tomando anticoagulantes es muy importante advertírselo al médico, pues será necesario suspenderlos temporalmente. El médico le dará instrucciones en este sentido dependiendo del anticoagulante que tome.

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD