La infección por Salmonella comienza a presentar síntomas entre las ocho y 48 horas siguientes al contacto con la bacteria. Éstos síntomas de salmonelosis se caracterizan por diarrea, dolor abdominal y fiebre principalmente, aunque suelen venir acompañados de náuseas, vómitos y dolor muscular.

La diarrea por salmonela no tiene unas características determinadas, pudiendo ser desde heces pastosas a líquidas. En algunas ocasiones pudiera presentar algo de sangre en las heces. Es frecuente que pueda presentar tenesmo, es decir, necesidad de evacuar más aun no teniendo más contenido en el recto. Cuando aparece fiebre se suele acompañar de escalofríos y el individuo nota un aumento notable de los ruidos intestinales. Lo normal es que la fiebre no sobrepase las 48 h, mientras que la diarrea puede permanecer hasta los siete días.

Pronóstico y posibles complicaciones de la salmonelosis

La recuperación puede tardar entre tres y siete, días y es habitual que se produzca sin intervención médica, siempre que ese haga una rehidratación correcta, debido a la gran cantidad de líquidos que se pierden a causa de la diarrea.

Síntomas de la salmonelosis

Existen grupos de población donde la intoxicación por Salmonella puede tener consecuencias más graves, como en bebés y niños pequeños, mujeres embarazadas, personas mayores e inmunodeprimidos.

En el caso de la fiebre tifoidea (Salmonela typhi) la afectación suele ser grave, con mayor duración de los síntomas, y éstos de mayor relevancia. Destacan, a parte de la diarrea, dolor abdominal y escalofríos, la aparición de manchas en la piel, dolor de cabeza y síntomas de agitación, obnubilación y delirios (tifus). Puede existir afectación del hígado y del bazo, e incluso perforación intestinal.

Las personas que han sufrido salmonelosis pueden ser portadoras de la bacteria durante meses, a pesar de que haya finalizado la sintomatología y la recuperación sea evidente. Por ello, no hay que descuidar los hábitos higiénicos al manipular alimentos aunque haya pasado un tiempo después de la infección.

Creado: 11 de agosto de 2011

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD