Google+
YouTube

Dieta y nutrición

Alergia al pescado
Escrito por Raquel Bernácer, dietista y nutricionista
Casi un 14% de la población adulta es alérgica al pescado. Las proteínas que contiene -incluida la histamina- y el anisakis son sus principales desencadenantes. Toma nota de cómo evitar el riesgo de reacción.

Tratamiento y prevención de la alergia al pescado

Las personas alérgicas a algún pescado lo suelen ser también a la mayoría de los pescados. Por lo tanto, se recomienda que se evite la ingestión de cualquier otro tipo de pescado (tanto blanco como azul), hasta que el especialista no indique lo contrario.

En general, no es necesario evitar otros alimentos de origen marino, como pueden ser los crustáceos (gambas, langostinos, cigalas, etcétera), cefalópodos (calamares, pulpo) o moluscos (mejillones, almejas, caracoles de mar…). Sin embargo, como es muy habitual preparar platos donde todos estos ingredientes están mezclados, es difícil saber cuál de ellos puede haber causado la reacción alérgica, sobre todo cuando se trata de la primera reacción. Por ello es muy importante no tomar ninguno de los alimentos que estaban incluidos en el plato hasta que el alergólogo haya aclarado cuál es el alimento alergénico.

Además, hay que tener en cuenta que las personas alérgicas al pescado pueden desencadenar reacciones alérgicas tras consumir carnes de animales que han sido alimentados con piensos de pescado.

Consejos para alérgicos al pescado

Algunas recomendaciones generales que debe tener en cuenta el alérgico al pescado para reducir el riesgo de una reacción son:

  • El pescado puede formar parte como ingrediente de otros alimentos preparados como pizzas, sopas y cremas, rollitos congelados, animales alimentados con harina de pescado, productos enriquecidos con vitamina A u Omega 3 (procedente de aceite de pescado), paellas, etcétera. También deberá abstener de tomarlos.
  • Evitar los restaurantes donde el pescado y el marisco sea el ingrediente principal, ya que el riesgo de contaminación cruzada es mayor. Por ello es mejor escoger aquellos que no son especialistas en pescado e informar siempre al cocinero para que sea cuidadoso en la preparación del plato.
  • No utilizar aceite donde se haya frito pescado, ni utensilios que han estado en contacto con pescado sin haber sido lavados concienzudamente antes.
  • En personas muy sensibles, evitar estar cerca de cocinas donde se prepare pescado, o en mesas donde se sirva platos con este ingrediente.
  • Para compensar la falta de ácidos grasos omega 3, provenientes del pescado, es importante potenciar el consumo de omega 3 de origen vegetal, presente de forma natural en aceites vegetales como el de soja o lino, margarinas, mayonesas, nueces, soja y derivados, así como alimentos enriquecidos con omega 3 de origen vegetal, conocido también como ácido alfa-linolénico. 
 

Temas en este artículo

Actualizado: 13/06/2012

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Rosa Calvo y Dra. Carmen Gómez

Expertas en trastornos alimentarios

“Detrás de los trastornos alimentarios hay una vulnerabilidad muy grande, y un perfil de mujer muy autoexigente consigo misma, y que siente que no da la talla”

 

5% se puede reducir el colesterol con una porción de legumbres al día

Esta disminución en el colesterol LDL (el malo) significaría, además, una reducción de un 5-6% del riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

Fuente: 'Centro de Nutrición Clínica y Modificación de Factores de Riesgo del Hospital St. Michael (Canadá)'

 

PUBLICIDAD