Alergia al pescado
Casi un 14% de la población adulta es alérgica al pescado. Las proteínas que contiene –incluida la histamina– y el anisakis son sus principales desencadenantes. Toma nota de cómo evitar el riesgo de reacción.

Síntomas y diagnóstico de la alergia al pescado

Actualizado: 25 de mayo de 2021

La alergia al pescado presenta una sintomatología que suele ser grave y a menudo causa de anafilaxia. Ésta reacción inmunitaria ante el contacto con el alérgeno aparece rápidamente, entre la media hora y las dos horas de la ingestión y puede ir desde hinchazón de los labios, prurito o picor en la cavidad bucal, a dificultad para deglutir, urticaria, rinitis, o hasta dolor abdominal, diarrea, ronchas graves, dificultad respiratoria y asma, náuseas y vómitos.

En el caso de la alergia al pescado, no sólo su consumo puede desencadenar síntomas, sino que el contacto e incluso los vapores de cocción pueden provocar reacciones alérgicas en personas muy sensibles. También es frecuente que muchos niños con dermatitis atópica y asma, empeoren su sintomatología al consumir pescado, por lo que conviene mantenerlos vigilados.

Prick Test para detectar la alergia a pescados

El diagnóstico de la alergia al pescado lo realiza el alergólogo basándose en la historia clínica y en pruebas como los tests cutáneos y las analíticas. Las pruebas cutáneas se realizan siguiendo una técnica denominada “Prick”, que consisten en poner en contacto con la piel del individuo pequeñas muestras de alérgenos y observando la reacción de la piel a estos. Si el paciente es alérgico a alguna de las sustancias con las que se le ha puesto en contacto, aparecerá una reacción cutánea.

Además, las analíticas sanguíneas muestran también un incremento importante de la inmunoglobulina E (IgE específica), la cual se ve aumentada enormemente durante una reacción alérgica.

Creado: 3 de enero de 2011

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD