PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Cocinar con el horno
Existe aún la falsa creencia de que cocinar con el horno requiere mucho tiempo y atención. Sin embargo, es muy cómodo, y podrás cuidar tu salud y tu paladar con las exquisitas recetas que te proponemos.
Escrito por Adriana Hernández, Periodista experta en nutrición y vida sana

Beneficios de cocinar con el horno

Entras en casa y huele más que bien, sigues ese olor y llegas hasta la cocina, la ves iluminada por una luz cálida y te asomas a ver qué se anda cociendo por ahí… Mmm… hay un asado en el horno, casi listo para llevar a la mesa. Con que ilusión compramos nuestro primer horno y, después, qué poco uso hacemos de él. Al final suele utilizarse para guardar sartenes, paelleras o moldes y, por la pereza que da tener que sacar todo, se deja de utilizar y perdemos la oportunidad de hacer ricas preparaciones ligeras y sabrosas, además de saludables y bajas en calorías. En este artículo te vamos a convencer de las numerosas ventajas que tiene cocinar con el horno y te vamos a enseñar cómo sacarle el máximo provecho.

Beneficios de cocinar con el horno

El experto chef Ferrán Adrià, el médico Valentín Fuster, y el periodista especializado en salud, Josep Corbellá, nos desgranan en su libro La cocina de la salud algunos de los principales beneficios del horno. ¿Sabías que este electrodoméstico permite alcanzar temperaturas de cocción lo suficientemente altas como para propiciar la formación de moléculas aromáticas en el alimento? A diferencia del hervido en agua, los nutrientes permanecen y no se diluyen. De ahí que se guarde todo el sabor original del producto, además de sus propiedades, y que podamos reducir la cantidad de grasa y condimentos que normalmente utilizamos, con un resultado bajo en calorías.

Su calor constante, su temperatura regular, y su cocción lenta, permiten obtener piezas melosas, apenas cocidas, que se deshacen en el tenedor y se derriten en la boca. Esto es digno de probar en pescados azules como el salmón o el atún, al ser más ricos en grasas que los pescados blancos como el rape o el lenguado. Con un precalentado anterior, en 25 minutos de cocción a 100º alcanzarás la gloria a la hora de preparar un pescado.

Entre los principales beneficios de este electrodoméstico encontramos que la corteza superficial que se forma en el alimento por efecto del calor es lo que impide que se pierdan sus nutrientes naturales, conservando todas las vitaminas y minerales, y logrando un resultado más jugoso y sabroso.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, ten en cuenta que esta capa impide la salida de los jugos, por lo que tampoco se perderán elementos menos positivos como la grasa o la sal. Ahí interviene tu buen juicio para elegir piezas magras de carne, pescados, verduras y frutas, y para no abusar de los condimentos y guarniciones.

Cocinar en el horno es un método de cocción apropiado para una gran variedad de alimentos: panes, masas, pizzas, tartas, tartaletas, galletas, magdalenas, bizcochos, asados, gratinados y, especialmente, piezas de gran tamaño como carnes y pescados.

Actualizado: 8 de Agosto de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Pilar Benítez, autora de 'Siéntete radiante'

Pilar Benítez, autora de 'Siéntete radiante' es experta en nutrición energética, salud y cocina terapéutica.

Pilar Benítez

Autora de 'Siéntete radiante', experta en nutrición terapéutica
"Mi método da claves para entender qué efectos nos hace lo que comemos, y ayuda a escoger cada alimento con un sentido y un propósito. Y si lo que queremos es regular el peso, podremos hacerlo de una forma prudente y permanente, porque no se producirán los efectos rebote de muchas de las dietas de adelgazamiento"

PUBLICIDAD

Salud en cifras

25
gramos de azúcar al día (6 terrones) debe ser la ingesta máxima según los expertos
'Fuente: 'Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN)''