PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Edulcorantes
Incluir edulcorantes en la dieta diaria en sustitución del azúcar podría contribuir a frenar la epidemia de obesidad que se extiende por los países desarrollados. Descubre sus tipos y los mitos que los rodean.
Escrito por Raquel Bernácer, Dietista-nutricionista

Qué son los edulcorantes

Un edulcorante es toda sustancia química capaz de dar sabor dulce a un alimento o una comida. Incluir edulcorantes en la dieta diaria, sustituyendo total o parcialmente el azúcar, contribuye a frenar la obesidad que a tanta gente le amarga la vida y la salud.

Por poner solo dos ejemplos, la mitad de la población española tiene problemas con su peso, y la generación actual de niños estadounidenses será la primera en muchos años cuya esperanza de vida será inferior a la de sus padres por culpa de la obesidad. Es por ello que la educación alimentaria y la adquisición de unos buenos hábitos de vida son clave en la prevención y tratamiento de esta patología. Además, el uso de ingredientes como los edulcorantes puede ayudar a reducir las calorías de algunos alimentos. Pero ¿son realmente útiles? ¿Tienen algún efecto negativo sobre la salud? ¿Cómo deben usarse? Te aclaramos algunos conceptos para que conozcas mejor los edulcorantes

Tipos de edulcorantes

Existen numerosas sustancias edulcorantes con capacidad de endulzar los alimentos. Se clasifican en:

  • Edulcorantes naturales:
    • Monosacáridos (glucosa, fructosa, galactosa…).
    • Disacáridos (sacarosa, lactosa…)
  • Edulcorantes nutritivos, derivados de productos naturales:
    • Derivados del almidón: jarabe de glucosa.
    • Derivados de la sacarosa: azúcar invertido.
  • Azúcares-Alcoholes o polioles: sorbitol, manitol, xilitol…
  • Neoazúcares: fructo-oligosacáridos.
  • Edulcorantes intensos:
    • Edulcorantes químicos, de síntesis o artificiales: aspartamo, acesulfamo, sacarina, ciclamato…
    • Edulcorantes intensos de origen vegetal: esteviósidos (estevia), glicirricina…

Los edulcorantes naturales y nutritivos aportan energía en mayor o menor medida. En el caso de los derivados de hidratos de carbono, como los monosacáridos, disacáridos, derivados del almidón y sacarosa, contribuyen a la ingesta energética con 4 Kcal/g.

Respecto a los polioles, conservan parte del dulzor de los azúcares originales, pero se absorben poco en el intestino delgado, por lo que son utilizados en algunos productos para reducir el aporte de azúcares y energía. Cuando llegan al intestino delgado, los polioles reclaman agua, formándose una solución isotónica que alcanza el colon. Es por eso que si la cantidad de polioles es muy elevada, es fácil que se produzca una diarrea osmótica, de ahí que se deba advertir de este hecho en el etiquetado de los alimentos que los contienen.

Los edulcorantes intensos son ampliamente utilizados en productos alimentarios con el objetivo de reducir la cantidad de calorías. Se añaden a los alimentos para darles dulzor sin aportar prácticamente energía. Su capacidad de endulzar puede alcanzar desde cientos hasta miles de veces más poder edulcorante que el azúcar. Muchos de ellos son acalóricos, como la sacarina, el ciclamato y el acesulfamo, aunque también los hay con una pequeña cantidad de calorías. El aspartamo tiene un gran poder edulcorante, de ahí que se considere acalórico al utilizarse en cantidades muy pequeñas. Es importante tener en cuenta que muchos edulcorantes intensivos tienen unas cualidades de sabor que hacen que no sean ideales para la sustitución del azúcar. Por ejemplo, la sacarina tiene un regusto metálico y puede parecer algo amarga.

Actualizado: 28 de Mayo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Ángela Quintas

La dietista-nutricionista Ángela Quintas explica cómo combinar los alimentos para aprovechar mejor sus nutrientes, y nos ofrece consejos y pautas para adelgazar sin pasar hambre, sin poner en riesgo la salud, y de forma definitiva.

Ángela Quintas

Experta en nutrición, y autora de ‘Adelgaza para siempre’
“La gente que hace dieta y pierde seis kilos en una semana lo que baja son líquidos y masa muscular; y si baja la masa muscular, disminuye el metabolismo basal, se produce el ‘efecto rebote’, y se recuperan los kilos perdidos en forma de grasa”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

53%
se reduce el riesgo de cáncer de próstata tomando más de tres tazas de café al día
'Fuente: 'IRCCS Neuromed de Italia, Instituto Nacional Italiano de Salud y IRCCS Isntituto Dermmopatico dell’Immacolata de Roma’'