Google+
YouTube

Ejercicio y deporte

El ejercicio en la niñez
Mejora su formación física y su autoestima, potencia sus valores sociales y su relación con el entorno. Además se divierten de lo lindo. Si te falta alguna razón para motivar a tu niño a hacer ejercicio la encontrarás aquí.

A qué edad comenzar a hacer ejercicio

El niño deberá comenzar a realizar ejercicio físico acorde al desarrollo de sus capacidades motoras tales como flexibilidad, coordinación, fuerza y resistencia muscular y resistencia cardiorrespiratoria, vistas anteriormente.

Según la etapa evolutiva del niño:

  • Primeros 2 años de vida: favorece el juego libre y el movimiento. Hay que vigilar su entorno para evitar caídas o accidentes.
  • Etapa preescolar: se van acomodando y no dejan de progresar las habilidades motoras. Los niños pueden saltar, tirar y recoger una pelota, ir en triciclo. El juego prevalece en esta etapa.
  • De 4 a 7 años: se desarrolla la actividad motora: la coordinación, habilidad, equilibrio, velocidad. Ya desarrollan actividades como andar sobre un solo pie, montar en bicicleta, jugar al balón, etcétera.
  • De 8 a 9 años: ya pueden realizar minideportes como salto, carreras...
  • De 10 a 12 años: desarrolla habilidades motoras específicas como la flexibilidad, la fuerza, la resistencia; también se potencia el dominio del cuerpo y cierta técnica sobre él. En esta etapa ya se introduce el juego deportivo, con ciertas reglas y normas.
  • De 13 a 15 años: desarrollo de la pubertad, y una etapa importante porque es el momento en el que hay una gran actividad física (gran madurez motora), pero cuando se produce un mayor abandono de la actividad deportiva.
 
Actualizado: 28/08/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Jesús Calleja

Autor de ‘Si no te gusta tu vida, cámbiala’

“Los budistas dicen que la infelicidad reside principalmente en los ‘apegos’, en esa cantidad de cosas que se ‘pegan’ a nosotros, y que ya no podemos quitarnos de encima y nos complican la vida”

 

16% disminuye el riesgo de depresión si se hace ejercicio tres veces por semana

Un estudio realizado en Reino Unido revela que las personas con mayor actividad física tienen menos síntomas depresivos, y que el riesgo disminuye un 6% más con cada sesión extra de ejercicio.

Fuente: 'University College de Londres'

 

PUBLICIDAD