PUBLICIDAD

Bebés y niños
La cuna, cómo elegirla
Un bebé duerme entre 15 y 20 horas por día, así que elegir una buena cuna es vital. Las hay para todos los gustos y bolsillos, aunque lo primordial es que garanticen seguridad y confort. Te ayudamos en la elección.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Cunas sidecar, convertibles y de viaje

A parte de las cunas clásicas, existen otras opciones de cuna que conviene considerar en función de las necesidades que vayamos a tener como padres. Hablamos de las cunas sidecar, convertibles y de viaje:

Las cunas sidecar: pegadas a las camas de los padres

Para los partidarios del colecho, existen desde hace un par de años en el mercado las llamadas cuna sidecar o minicunas que se adosan a un costado de la cama de los padres, haciendo que la lactancia sea más cómoda y el bebé se sienta más resguardado. Para que el sistema sea seguro debemos asegurarnos, tanto si la compramos como si adaptamos la que tenemos en casa, de que tanto nuestra cama como la cuna quedan a la misma altura y que no haya ningún hueco, por pequeño que sea, entre los dos. Pequeña desventaja: resulta un tanto incómodo levantarse al baño por las noches.

Las cunas convertibles o evolutivas

¿Por qué conformarse con una cuna si podemos comprar un mueble que más tarde nos servirá de cama y escritorio para nuestro hijo? Hoy en día existe la posibilidad de comprar cunas convertibles que, una vez cumplida su función, adquieren una segunda vida transformándose en otro mueble adaptado a las necesidades del pequeño. También podemos decantarnos por un modelo evolutivo o extensible, que empieza siendo muy pequeño y acaba sirviendo para un niño de hasta diez años. La gran pega de este tipo de artículos es su elevado precio.

Y si no tenemos problemas de presupuesto y nos encanta el diseño, algunas firmas extranjeras de nombres impronunciables ofrecen modelos claramente futuristas, cuya máxima suele ser el minimalismo ecologista. Lo último de lo último: la resina acrílica y el plexiglás.

Las cunas de viaje

En ningún caso deben usarse como cuna habitual, pero las cunas de viaje resultan enormemente prácticas para las vacaciones o si hay que desplazarse a casa de otra persona. En general son ligeras, fáciles de montar y desmontar, y suelen venir con un pequeño colchón, aunque nunca está de más probar a hacerlo en la tienda para estar seguros de que somos capaces de repetir la operación en casa.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD