PUBLICIDAD

Bebés y niños
Yoga infantil
La correcta práctica del yoga ofrece muchos beneficios a los niños, tanto a nivel físico como mental. Conoce cómo deben ser sus primeros pasos en el aprendizaje de esta disciplina, que debe enfocarse como un juego.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Recomendaciones para la práctica de yoga infantil


Si bien el yoga es muy beneficioso para los niños, también hay que tener en cuenta algunas recomendaciones e incluso contraindicaciones para su práctica. Al apuntar a los pequeños a clases de esta disciplina, lo principal es que los padres tengáis claro que para ellos debe ser una diversión, no una obligación. Han de practicarlo motivados y sin la pretensión de que les suponga un aprendizaje profundo y riguroso. No se trata de sean “expertos en yoga”, sino que lo importante es que se diviertan mientras van avanzando poco a poco.

En ese sentido, pueden ir a las clases solo unos días a la semana (ya sea por la mañana, para empezar bien el día, o por la tarde, para relajarse al final de la jornada) e irlas incorporando a su rutina habitual, paulatinamente. Debemos darles tiempo para que vayan cogiendo soltura. Vestidos de con ropa holgada y confortable, estarán listos para realizar los movimientos con comodidad y poder disfrutar de sus clases.


En cuanto a las posturas, generalmente los niños, a su nivel, pueden practicar todas ellas, para trabajar cada parte concreta del cuerpo. Al principio no deben ser muy complicadas, e incluso podemos dejarles inventar sus propias asanas y ponerles el nombre que ellos quieran. Poco a poco las posturas irán siendo menos rígidas.
Sin embargo, como advierte la profesora Almudena Ovejero, directora del centro Universo Yoga Salamanca: “todas las posturas son adecuadas para el trabajo completo de yoga con niños, excepto si sufren alguna patología, lesión o dolor concreto. Entonces el profesor adaptará la postura a la condición física del pequeño”.
Es fundamental, por tanto, ponerse en manos de auténticos profesionales y evitar así una mala práctica e incluso posibles lesiones.

Tres propuestas para que los niños empiecen con el yoga


Si después de escuchar sus opciones y beneficios pensáis que es buena idea que vuestro hijo practique yoga, aquí van tres ideas para que comiencen a adentrarse poco a poco en este mundo:

  1. Campamentos: principalmente durante el verano, podemos apuntar a nuestros hijos a campamentos sobre yoga, ya sea urbanos o en la naturaleza (mejor aún), donde podrán tener su primer contacto con la disciplina e ir aficionándose a ella, sin tener que ir a las clases con tanta regularidad. Suelen combinarse con otras actividades y suponer un buen recurso lúdico y educativo para los pequeños. 

  2. Vídeos tutoriales: en Internet encontramos muchos vídeos tutoriales que plantean sesiones de yoga divertidas para hacer con los niños en nuestra propia casa. Es también una buena forma de empezar a conocer el yoga, aunque en cuanto vayamos más en serio deberemos ponernos en manos de profesionales. Una web interesante donde visionarlos es www.yogateca.com
  3. Juego de mesa: eduyoga (www.eduyoga.es) es un juego que puede servir como una buena herramienta de aprendizaje. Consiste en 27 cartas donde se explican diferentes posturas de yoga y las respiraciones. Además, hay dos cuentos que invitan a reflexionar. 

Actualizado: 12 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''

PUBLICIDAD