PUBLICIDAD

El ejercicio es compatible con el periodo y alivia sus molestias

Pensar que durante la menstruación no se debe hacer ejercicio físico es un error. Un estudio ha demostrado que el ejercicio es compatible con el periodo e incluso puede reducir sus molestos síntomas por su efecto antiinflamatorio.
Escrito por: Natalia Castejón

30/04/2019

Mujer con dolores del periodo realizando ejercicio para aliviar sus molestias

El 69% de las mujeres cambian su rutina de ejercicio durante la menstruación, alegando que es un sobreesfuerzo que puede ser contraproducente para su salud. Sin embargo, un nuevo estudio ha desmentido esta creencia popularmente arraigada y ha confirmado que no solo se puede hacer deporte durante los días de sangrado, sino que es incluso recomendable, pues gracias a su efecto antiinflamatorio puede ayudar a reducir los dolores asociados al periodo.

La investigación ha sido llevada a cabo por miembros de St. Mary’s University Twickenham London (Reino Unido) en colaboración con dos aplicaciones móviles que registran el ejercicio realizado. Tras analizar a 14.000 mujeres de diferentes países, los resultados fueron concluyentes, y revelaron que el 78% de las féminas que habían hecho deporte de intensidad moderada o intensa durante los días del periodo habían visto reducidos los síntomas propios del ciclo menstrual.

El ejercicio tiene efectos antiinflamatorios

Según ha explicado Georgie Bruinvels, principal autora del estudio, la mayor parte de los dolores que se producen antes y durante la menstruación se deben sobre todo a inflamaciones, y el ejercicio físico ha demostrado sus propiedades antiinflamatorias a largo plazo. Además, añade, las endorfinas que se generan durante la práctica de deporte también reducen los dolores y los molestos síntomas de estos días del mes. Solo las mujeres con sangrado muy abundante o dismenorrea deben evitar estas actividades en los días del periodo.

El 78% de las mujeres del estudio experimentó una reducción de sus síntomas menstruales gracias a la práctica de ejercicio físico

Llevar un estilo de vida saludable, que incluye una dieta variada y una rutina de ejercicio, fomenta la estabilidad hormonal, haciendo los ciclos menstruales regulares, disminuyendo los casos de dismenorrea y reduciendo el dolor. Según explican desde el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, se recomienda caminar a paso ligero, montar en bicicleta, hacer running o nadar, todo ello durante 30 minutos diarios y en cualquier fase del ciclo menstrual.

Por último, se debe ofrecer más información a las jóvenes sobre el deporte y el periodo, pues según los datos recogidos en la investigación, el 72% de las mujeres declararon que no habían recibido ningún tipo de educación al respecto. Una cifra que se eleva al 82% en Irlanda y Reino Unido, donde el 40% redujeron los niveles de ejercicio en la pubertad por la desinformación.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD