Ramón De Cangas

Dietista-nutricionista, presidente de la Fundación Alimenta Tu Salud y autor de 'Tu salud en 30 etiquetas'
Además de conocer las declaraciones nutricionales de un alimento, también debemos aprender a interpretar su etiquetado para elegir con libertad lo que consumimos. El dietista-nutricionista Ramón De Cangas nos explica cómo.
Entrevista a Ramón De Cangas
La frase “más mercado y menos supermercado” debe ser la primera piedra si queremos asentar las bases de una alimentación saludable
Escrito por: Diana Oliver

22/12/2020

No siempre es fácil descifrar el etiquetado nutricional, pese a que es el primer paso para saber qué estamos metiendo en nuestra cesta de la compra. Ayudarnos a interpretar de forma correcta lo que nos dicen las etiquetas de los productos alimentarios es el objetivo de Tu salud en 30 etiquetas (OBERON), un pequeño manual básico que contiene toda la información sobre este asunto. Para su autor, Ramón De Cangas, dietista-nutricionista y presidente de la Fundación Alimenta Tu Salud, tener información es fundamental para que los ciudadanos puedan realizar sus elecciones alimentarias con libertad. Y es que, aunque cada vez sabemos más acerca de lo que es una dieta saludable y sobre cómo llevarla a cabo, lo cierto es que es tal la gama de productos que se ofertan que a veces es muy difícil seleccionarlos basándonos en etiquetas que no sabemos interpretar, o en declaraciones nutricionales casi milagrosas. Para De Cangas, si estamos bien formados, “con mirar el listado de ingredientes ya podemos saber ante qué tipo de alimento estamos”.


Entrevista a Ramón De Cangas, nutricionista autor de 'Tu salud en 30 etiquetas'

Dice en el libro que los principios de una alimentación saludable deben vertebrarse sobre la educación nutricional. ¿Por qué es importante la educación nutricional?

La educación nutricional es muy importante porque es la vía a través de la cual podemos realmente ser libres a la hora de realizar nuestras elecciones alimentarias. Con información, el ciudadano medio tiene más capacidad para elegir.

Habla de ser libres si tenemos información pero, ¿lo somos realmente con esa información, o depende de más factores?

Bueno, la realidad es que estamos en un ambiente obesogénico en el que nuestras decisiones son condicionadas por aspectos emocionales, la publicidad, etcétera. Pero lo que ocurre es que todo esto se agrava cuando no disponemos de una correcta formación en nutrición.

Si sabemos interpretar una etiqueta las declaraciones nutricionales no deberían despistarnos

¿Quién diría que debe ser responsable de la educación nutricional? 

Creo que en los colegios debería haber una asignatura de nutrición, como ocurre en Japón, ya que es un entorno idóneo para el aprendizaje.

Aunque entiendo que esa educación debe darse en todas las etapas de la vida, ¿diría que es aún más importante en la infancia?

Sin duda es el momento más importante porque una vez instaurados los hábitos alimentarios, luego va a ser muy difícil cambiarlos. Por lo que es un aprendizaje que durará toda la vida.

¿Subir impuestos a los alimentos menos saludables? Yo soy partidario de más educación en nutrición y de medidas en positivo, como reducir los impuestos a alimentos saludables

¿Comemos, en general, peor de lo que pensamos que comemos?

Así es; por eso las cifras de sobrepeso y de obesidad se han incrementado tanto en las últimas décadas. Son un claro reflejo de que algo no se está haciendo bien.

Medidas para favorecer una alimentación saludable

¿Qué opina de medidas como la subida de impuestos a los alimentos menos saludables? ¿Son deseables?

La experiencia dice que su éxito, cuando tiene lugar, es en el mejor de los casos limitado. Yo soy partidario de más educación en nutrición y de medidas en positivo como, por ejemplo, reducir los impuestos a alimentos saludables.

Estamos en un ambiente obesogénico en el que nuestras decisiones son condicionadas por aspectos emocionales, la publicidad…, pero esto se agrava cuando no disponemos de una correcta formación en nutrición

La implantación del sistema de etiquetado frontal 'Nutriscore' está prevista para 2021. ¿Cree que es una medida efectiva?

Hay un amplio debate sobre algunos temas relacionados con este sistema de etiquetado como la valoración que hace del aceite de oliva, por poner el ejemplo que más llama la atención. Pero, pese a esto, creo que, en general, es una medida más que ayuda a realizar elecciones saludables.

¿Puede manipular la industria alimentaria ese sistema de etiquetado para colarnos productos poco recomendables como alimentos saludables?

Siempre existen opciones para que, pese a todo, la industria nos “venda” mejor de lo que es un alimento concreto, y, de hecho, ocurre. Es cierto que a más medidas implementadas, siempre será más difícil hacerlo, pero desde luego para nada es imposible.

¿Qué políticas considera fundamentales para luchar contra la malnutrición?

Empezaría por implantar la educación nutricional en medios de comunicación públicos y asignaturas de nutrición, y seguiría con la inclusión de los dietistas-nutricionistas en atención primaria y hospitales, escuelas municipales de salud con dietistas-nutricionistas y, por supuesto, bajada de impuestos a alimentos saludables.

Aprender a leer las etiquetas nutricionales

¿Cómo definiría lo que es un alimento saludable y cómo podemos distinguirlo de un alimento que no lo es?

Diría que un alimento saludable es un alimento real. De ahí que la frase “más mercado y menos supermercado” sea la primera piedra si queremos asentar las bases de una alimentación saludable. Un alimento ultraprocesado debe ser consumido solo en ocasiones puntuales.

Incluir mensajes con el tipo de actividad y la intensidad que relacionen los pesos y los consumos calóricos puede ayudar a que la población sea más activa

¿Cuáles son los principales aspectos en los que debemos fijarnos cuando miramos la etiqueta de un producto?

Si estamos bien formados bastaría con mirar el listado de ingredientes. Así ya podríamos saber ante qué tipo de alimento estamos, y si es interesante o no incluirlo en nuestra compra.

Explica en el libro que el valor energético de un producto debe juzgarse  siempre tras ponderar la calidad global de un alimento. ¿Qué ejemplo podría ponernos de alimentos saludables que contienen más valor energético, pero son interesantes en una dieta saludable?

Pues hay muchos alimentos que aun teniendo un valor energético elevado, son muy interesantes a nivel nutricional. Por poner algún ejemplo diría que el aceite de oliva, las nueces, o el aguacate.

Declaraciones nutricionales de los alimentos

¿Qué impacto tienen las declaraciones nutricionales en nuestras decisiones de compra? 

Lo que ocurre con las declaraciones nutricionales es que muchas personas las toman en consideración y se “despistan” respecto a lo que realmente importa. Si sabemos interpretar una etiqueta las declaraciones nutricionales no deberían despistarnos.

Entonces, ¿cómo deberíamos interpretar esas declaraciones?

Yo siempre digo que las declaraciones nutricionales son la “guinda del pastel”. Lo que importa de verdad es todo lo demás.

Por último, habla al final del libro de la inclusión de la actividad física en el etiquetado. ¿Qué aspectos positivos le ve a este tipo de mensajes en los alimentos?

Creo que incluir mensajes con el tipo de actividad y la intensidad que relacionen los pesos y los consumos calóricos puede ayudar a que la población sea más activa.

El primer paso para instaurar hábitos saludables es tener claro que es importante seguir el patrón mediterráneo

¿No puede 'camuflar' el consumo de alimentos insanos más veces de las deseadas con la excusa de 'quemarlo' con el ejercicio?

No tiene por qué, sería una información añadida. Si elegimos el alimento adecuado, pero encima tenemos información sobre ejercicio, disponemos de un plus de información.

¿Nos daría alguna recomendación si estamos pensando en empezar a instaurar hábitos más saludables?

Yo creo que el primer paso es tener claro que es importante seguir el patrón mediterráneo, es decir: alimentos reales y de verdad con la premisa de más mercado y menos supermercado, más vegetales y menos animales, alimentos de cercanía y proximidad y temporada. Esa debe ser la prioridad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD