PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
La Dieta Mediterránea
Nuestra dieta más característica, la mediterránea, es el pilar fundamental de una vida activa y sana. Conoce sus alimentos básicos, sus características y sus beneficios en comparación con otras dietas.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

La pirámide de la dieta mediterránea: principales alimentos

Los alimentos presentes en la dieta mediterránea, así como su frecuencia de consumo y el estilo de vida, se representan en la imagen de una pirámide, de forma que en la base se concentra lo más importante, lo que sustenta la dieta mediterránea, y en la punta se encuentra aquellos alimentos que deben formar parte de nuestra alimentación de forma esporádica. Esta pirámide se podría analizar de la siguiente manera (haz clic en la imagen para ampliar):

Pirámide de la dieta mediterránea

  • Pirámide de la Dieta Mediterránea
    La base se forma por un estilo de vida activo, donde predominan los alimentos de temporada, locales y en sintonía con el medio ambiente.
  • En el siguiente nivel, se encuentran las bebidas, las cuales serán nuestra fuente de hidratación y se basarán en agua e infusiones.
  • Le siguen las verduras, frutas, aceite de oliva, cereales y sus derivados, que deben estar presentes en cada comida principal. Se destaca la importancia de combinar los colores de los vegetales, con el objetivo de aportar una gran variedad de fitonutrientes, así como las cocciones utilizadas.
  • En los siguientes dos niveles, se encuentran aquellos alimentos que deben formar parte diaria de nuestra alimentación, como son los frutos secos, las semillas, especias, ajo y cebolla. Estos alimentos se pueden consumir diariamente, de forma moderada.
  • En el mismo nivel que el anterior, es decir, consumibles cada día, están también los derivados lácteos. Eso sí, siempre preferiblemente bajos en grasa.
  • En la punta de la pirámide se encuentran los alimentos que se consumen con una frecuencia semanal, dando prioridad a los pescados, aves, huevos y legumbres.
  • Las patatas, carnes rojas y embutidos sólo ocasionalmente.
  • Los dulces se dejan también sólo para momentos especiales.
  • Respecto al vino, no se encuentra dentro de la pirámide, sino fuera, y se recomienda consumir con moderación, si es que se consume. La recomendación o no de consumir vino, ha sido motivo de polémica, puesto que se trata de una bebida alcohólica, donde el límite entre beneficio y perjuicio es muy estrecho. De todas formas, esta es una cuestión que merece dedicarle un tema a parte.

Actualizado: 25 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''

PUBLICIDAD