PUBLICIDAD

12 posturas de yoga pueden causar lesiones en personas con osteoporosis

Aunque el yoga pueda parecer una práctica muy beneficiosa para las personas con osteoporosis, algunas posturas pueden resultar perjudiciales y dañar su columna vertebral, según un estudio estadounidense.
Escrito por: Caridad Ruiz

01/03/2019

Postura de yoga

Algunos estudios sugerían que la práctica de yoga podría ayudar a mejorar la densidad ósea, aunque sus resultados no eran concluyentes. Lo que sí parece claro ahora es que las personas que sufren osteoporosis u ostopenia, patologías que debilitan los huesos, deben evitar aquellas asanas o posturas de yoga que exigen flexionar o extender la columna vertebral porque puede aumentar el riesgo de fracturas por compresión, según una investigación de la Clínica Mayo, en Rochester (EE.UU.), publicado en su revista Mayo Clinic Proceedings.

Para este trabajo, los investigadores revisaron los casos de pacientes con lesiones causadas por el yoga entre 2006 y 2018. Se eligieron a 89, casi todas mujeres, de las que 22 estaban diagnosticadas con osteoporosis. Los participantes referían dolor de espalda, cuello, hombro, cadera o rodilla, y reseñaron 12 posturas que causaron o agravaron esos síntomas, y que los investigadores aconsejan evitar. La mayoría de esas asanas requería flexionar o extender la columna vertebral.

Las personas con osteoporosis deben evitar posturas de yoga que flexionan mucho la espalda, como la del arado, el barco o la vela

Los investigadores concluyeron que entre los participantes el yoga había provocado 29 lesiones óseas, incluida la degeneración de los discos, el deslizamiento de las vértebras y fracturas por compresión. También, tras estudiar toda la información referida por los pacientes, identificaron las posturas específicas que deben evitarse en personas con osteoporosis u osteopenia, como la postura del arado, la del perro boca abajo, la postura del puente, el barco o la vela.

El yoga, beneficioso para los huesos, pero con precaución

El yoga tiene muchos beneficios porque mejora el equilibrio, la flexibilidad y la fuerza, y de hecho los investigadores de este estudio de la Clínica Mayo aconsejan su práctica. Pero según el autor principal del mismo, el doctor Mehrsheed Sinaki, especialista en rehabilitación de esta institución, cuando una persona está diagnosticada de osteoporosis u osteopenia debe adaptar la practica de los ejercicios a su enfermedad para evitar lesiones.

La osteoporosis es una enfermedad que provoca que los huesos pierdan densidad y se vuelvan más porosos y, por tanto, más frágiles. La osteopenia ocurre cuando se empieza a perder masa ósea, pero no alcanza el grado de la osteoporosis. En España, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) alrededor de 3,5 millones de personas padecen osteoporosis, la mayoría mujeres. Se calcula que aproximadamente 30 de cada 100 mujeres la sufren tras la menopausia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD