PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Osteoporosis y ejercicio
La osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos haciéndolos susceptibles de fracturas, afecta a tres millones de españoles. Te recomendamos las posturas y ejercicios más aconsejables si la padeces.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Prevención de la osteoporosis: posturas y consejos

Es importante no ignorar los riesgos físicos, y tomar las medidas adecuadas para reducir la pérdida de mineral óseo, evitando así posibles fracturas.

Como medidas para la prevención de la osteoporosis tenemos:

  • Una dieta rica en calcio: destacando los lácteos, pescados azules y frutos secos. Las necesidades de calcio van a depender de cada individuo.
  • Prevenir las fracturas teniendo precaución en la vida diaria, evitando sacudidas o golpes excesivos, además de mantener posturas adecuadas.
  • Realizar ejercicio físico. Existen ejercicios recomendados para la osteoporosis, pero sin olvidar estudiar a cada persona en concreto para adecuar la actividad física a las condiciones de cada paciente.

Posturas correctas para prevenir la osteoporosis

Durante el día realizamos muchas actividades, adoptando posturas que pueden generar la aparición de ciertos dolores y contracturas musculares. Hay que mantener posturas correctas a la hora de acostarse o levantarse, a la hora de sentarse, al mantenerse de pie o en el momento de trasladar objetos.

Aquí tienes algunas recomendaciones para mantener unas buenas costumbres posturales.

  • Levantar los objetos del suelo doblando el cuerpo por las caderas y rodillas, y no bajando hacia el suelo la zona lumbar.
  • Cuando el objeto esté situado a una altura superior a la cabeza, deberá subirse en una silla, o escalera para poder cogerlo, teniendo así el objeto a la altura del pecho.
  • Para mover objetos de un lado hacia a otro deberá sujetarlos con las dos manos, sabiendo que es mejor empujar o arrastrar un objeto pesado que llevarlo sobre el cuerpo.

Consejos sobre ejercicio en personas con osteoporosis

  • Evitar los movimientos bruscos, como carreras fuertes u otros muy enérgicos.
  • Reeducación postural, se debe procurar mantener posturas adecuadas, más aún si la enfermedad se encuentra en un estado avanzado.
  • No realizar hiperflexiones de columna y evitar la sobrecarga.
  • Movimientos de extensión y estiramiento para favorecer la movilidad articular de la columna.
  • Caminar, nadar, montar en bicicleta, etcétera.

Actualizado: 4 de Marzo de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD