PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Mascotas

Hallan los genes que determinan que un perro sea más atlético

Los perros que físicamente son mejores atletas se diferencian de los que no lo son por 59 genes, relacionados con la frecuencia cardiaca o la fuerza muscular. El hallazgo podría ayudar a conocer la genética atlética en humanos.
Escrito por: Natalia Castejón

18/05/2018

Perro atlético

La diferencia entre ambos grupos residía en 59 genes,relacionados con la frecuencia cardiaca o el flujo sanguíneo.

Algunas razas de perros, como los border collie, tienen unas aptitudes más atléticas que otras como los bulldogs, y la principal diferencia entre ellos, a nivel genético, son 59 genes. Así lo han dado a conocer Jaemin Kim, estudiante de posdoctorado, en la reunión de Biología de Genomas del Cold Spring Harbor Laboratory de Nueva York, celebrada este año.

Este investigador, ha trabajado junto la genetista canina Elaine Ostrander, del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano en Bethesda, Maryland (EE.UU.), en un estudio para conocer la base de la genética de los perros atléticos en comparación con los perros que no lo son. Para ello analizaron 21 canes de 10 razas consideradas como de caza deportiva, entre los que se encuentran los retrievers, setter o pointer, y se comparó su ADN con el de 27 canes de nueve razas del género terrier.

En la agilidad de los perros parecen ser más determinantes las características mentales que las físicas

Los sheltie y los border collie, perros con gran agilidad

A todos se les sometió a pruebas de agilidad, en la que debían realizar una carrera de obstáculos lo más rápido posible. Las razas que tuvieron las mejores marcas fueron los border collie y los sheltie, mientras que los bulldogs, los mastines y los terranova fueron los que más tardaron en terminar el recorrido de la prueba.

Los resultados demostraron que la diferencia entre ambos grupos residía en 59 genes, que están relacionados con la frecuencia cardiaca, el flujo sanguíneo, la fuerza de los músculos o la percepción de la sensación de dolor. Pero uno de ellos, el gen ROBO1, demostró que era más significativo que el resto, pues es el encargado de la capacidad de aprendizaje. Según ha explicado Kim, en base a lo observado, las características mentales pueden ser más determinantes que las físicas en cuanto a la agilidad.

Todos estos hallazgos, según ambos investigadores, podrían suponer un antes y un después también para los humanos, pues creen que podrían ayudarnos a comprender mejor en un futuro la base genética de las aptitudes atléticas en las personas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD