PUBLICIDAD

Bulldog francés
El bulldog francés es un perro sociable y juguetón, ideal si tienes niños, pero suele sufrir limitaciones respiratorias y alergias, por lo que antes de llevarlo a casa debes analizar si podrás cubrir sus necesidades.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Características del bulldog francés

Bulldog francés

El bulldog frances es pequeño, suele pesar entre 8 y 14 kilos.

La mayoría de la gente es capaz de reconocer la raza de bulldog francés a simple vista por sus características morfológicas: cuerpo pequeño y robusto, cabeza ancha y hocico muy corto. Su peso oscila entre los 8 y los 14 kilos, por lo que puede ser considerado como una raza pequeña. Destacan sus grandes orejas levantadas, su cuello robusto, y su pelo corto y liso, generalmente de tono blanco, negro, o crema. Parece un pequeño forzudo con aspecto divertido y amable, a cuyos encantos es difícil resistirse.

Pertenece a las llamadas razas braquiocefálicas, una clasificación en la que se incluyen razas como el bulldog inglés, el bóxer, el pug carlino, o el pequinés. Juan Carlos Cano, veterinario del Centro Veterinario Galileo, explica que estas razas suelen tener características anatómicas muy marcadas como es “tener los ollares (agujeros de la nariz) más estrechos, el velo del paladar más largo (paladar blando), y la traquea más estrecha (hipoplasia de tráquea)”. Según el veterinario, esas son las principales diferencias anatómicas con respecto a otras razas, unas características anatómicas que “les confieren unos ruidos respiratorios muy característicos”, y que también “les limitan más a la hora de realizar ejercicio, sobre todo cuando están sometidos a temperaturas altas”.

En cuanto a la esperanza de vida de esta raza originaria de la Francia decimonónica, es muy variable, ya que depende mucho de los cuidados que le demos y de la propia salud del animal. Para Javier Vicen Gómez, presidente de la Asociación española para el fomento de la raza bulldog francés (AEFRBF), es muy importante que el perro esté al día con las vacunas, que le ofrezcamos una alimentación saludable y una vida feliz. “He visto bulldogs de 14 años con muy buen aspecto que todavía jugaban, y a otros de siete años muy envejecidos y desmejorados”, explica. Insiste, eso sí, en que “evitando una serie de riesgos a tener en cuenta en esta raza”, la media de vida de un ejemplar de bulldog francés estaría en torno a los 12 años.

Comportamiento del bulldog francés

El bulldog francés, popularmente llamado frenchie, es un perro de compañía que se caracteriza por un temperamento bonachón, muy alegre y juguetón. Es bastante alocado en sus juegos y muy gracioso en algunas de sus actitudes. Según Javier Vicen Gómez, se trata de “un compañero fiel con el que puedes dar largos paseos si no hace mucho calor, que no se despega de ti en ningún momento, y muy sociable con los humanos pero también con otros animales”. Es el compañero ideal para hogares con familias en las que hay niños, personas mayores, u otros animales, ya que su integración en la misma no supone un “problema”, sino todo lo contrario.

Advierte el experto que influye mucho en su temperamento la educación que le demos desde cachorro, pero también la procedencia genética: “el carácter también se hereda, por lo que es importante conocer el carácter de los padres para hacernos una idea de cómo puede ser el suyo”.

Agapornis

Bulldog francés

CARNET ZOOLÓGICO

  • Nombre científico: Canis lupus familiaris
  • Vida media: 12 años
  • Tamaño: Pequeño
  • Peso: De 8 a 14 kilos
  • Origen: Francia

Coste y mantenimiento

  • Ejemplar: 200 – 4000 euros
  • Alimentación: entre 20 y 50 euros al mes + consultas veterinarias (salud, vacunas, desparasitación y microchip)

Actualizado: 4 de Mayo de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD