PUBLICIDAD

Noticias Mascotas

Los peligros de viajar con tu mascota suelta en el coche

Casi un tercio de los conductores reconoce que cuando viaja con su mascota esta va suelta por el habitáculo del coche, lo que puede causar una distracción al volante que puede desencadenar un accidente de tráfico.
Mascota suelta en el coche

El perro debe viajar en un trasportín, separado de la zona del conductor con una rejilla o atado con un arnés.

19 de Octubre de 2017

El 85% de los españoles elige el coche como medio de transporte para viajar con sus animales de compañía, especialmente perros y gatos, según un estudio realizado por un comparador de seguros. Sin embargo, se deben cumplir unas normas que garanticen la seguridad tanto del conductor, como de los acompañantes, ya sean animales o personas.

El 32% de los conductores viaja con su mascota suelta en el habitáculo, a pesar del peligro que supone llevarlo sin sistemas de retención ya que, en caso de producirse una colisión, el peso de la mascota se vería multiplicado hasta por 35, lo que podría suponer un riesgo para el piloto, los otros ocupantes del vehículo, y la propia salud del animal.

En caso de colisión, si el animal va suelto en el coche, su peso puede multiplicarse hasta por 35

Durante un trayecto en coche todos los sentidos deben estar puestos en la carretera, pues las distracciones al volante son los principales detonantes de los accidentes de tráfico, pero en este trabajo se afirma que uno de cada cuatro conductores se distrae con sus mascotas durante el viaje, especialmente los varones de entre 18 y 24 años. Un peligro que puede ser incluso mayor si además de con animales sueltos se viaja con niños en los asientos traseros.

Cómo se debe llevar a las mascotas en el coche

Los animales, al igual que las personas, deben estar seguros durante los desplazamientos en coche. Llevarlos sueltos puede conllevar una sanción de hasta 100 euros, una cifra que puede aumentar a 200 euros si se lleva a la mascota en el regazo, o si se viaja con más de una en cabina sin sistema de seguridad, pues se considera como conducción negligente. La Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda lo siguiente:

  • Perro en un transportín dentro del maletero del coche

    Que las mascotas de pequeño tamaño se coloquen en un transportín para animales situado en el suelo del vehículo o en el maletero; de esta manera, se evita que salga, se golpee durante el movimiento del coche, o pueda distraer al conductor. No se debe olvidar hacer las paradas necesarias para que el animalito pueda estirar las patas y beber agua.

  • Perro en el maletero del coche con una reja especial

    En los casos de coches más grandes se puede colocar una rejilla especial para esta finalidad, que divide parte del maletero para que la mascota pueda moverse con libertad en esa zona sin molestar al conductor. Hay que tener en cuenta que en caso de colisión los daños en el animal serán más graves, ya que está menos protegido, y dependerá mucho de la posición en la que se encuentre en el momento del accidente.

  • Perro en el coche con un arnés especial

    Otra buena opción es adquirir en las tiendas especializadas un arnés que se adapte al animal, y que están creados para que anclen al cinturón de seguridad. Existen los arneses de un enganche y de dos, y se recomiendan los de dos porque ofrecen una sujeción mayor del cuerpo y evitan que, en caso de colisión, este golpee con el asiento delantero.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

76%
aumentaron los casos de malaria en Venezuela en 2016 a causa de la crisis económica
'Fuente: 'Foro Malaria en las Américas 2017, convocado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS)''