Confirman que las vacunas ARNm son seguras para las embarazadas

Las vacunas ARNm contra el COVID-19 son seguras durante el embarazo, según un estudio que muestra que las embarazadas tuvieron menos problemas de salud tras la vacunación, que las vacunadas no embarazadas de edad similar.
Escrito por: Eva Salabert

12/08/2022

Vacunas ARNm seguras para embarazadas

La pandemia por COVID-19 ha afectado especialmente a las embarazadas, ya que si se infectan con el coronavirus SARS-CoV-2 tienen más riesgo de desarrollar una enfermedad grave que las mujeres de su misma edad que no están esperando un bebé. Por ello, los expertos han recomendado la vacunación de las gestantes, pero muchas temían que las vacunas contra el COVID tuvieran efectos adversos que afectaran al feto.

PUBLICIDAD

Una nueva investigación ha comprobado ahora que las vacunas de ARNm de COVID-19 son seguras durante el embarazo y ha encontrado que las mujeres embarazadas tuvieron tasas más bajas de problemas de salud tras la vacunación que las mujeres vacunadas no embarazadas de edad similar.

Este estudio, de la Red Nacional Canadiense de Seguridad de las Vacunas (CANVAS), se ha publicado en The Lancet Infectious Diseases y es uno de los primeros en investigar los efectos secundarios de la vacuna del COVID-19 en un grupo de mujeres embarazadas vacunadas, al mismo tiempo que un grupo de embarazadas no vacunadas y otro grupo de no embarazadas vacunadas para poder comparar los tres casos.

Los eventos de salud significativos más comunes después de la segunda dosis en mujeres embarazadas fueron malestar general, dolor de cabeza/migraña e infección del tracto respiratorio

“En las primeras etapas del lanzamiento de la vacuna contra la COVID-19, hubo una baja aceptación de la vacuna entre las personas embarazadas debido a las preocupaciones sobre la disponibilidad de datos y la seguridad de la vacuna. Todavía hay una aceptación inferior al promedio entre las mujeres no embarazadas en edad reproductiva”, dice el Dr. Manish Sadarangani del Instituto de Investigación del Hospital Infantil de Columbia Británica y primer autor de este estudio.

PUBLICIDAD

“Estudios observacionales grandes como el nuestro son cruciales para comprender correctamente las tasas de eventos adversos para la salud en mujeres embarazadas después de diferentes dosis de la vacuna contra el COVID-19. Esta información debe usarse para informar a las mujeres embarazadas sobre los efectos secundarios que pueden experimentar en la semana". después de la vacunación”.

Aborto: no hubo diferencias significativas entre vacunadas y no vacunadas

Los autores del trabajo analizaron datos de participantes en siete provincias y territorios canadienses entre diciembre de 2020 y noviembre de 2021. Todas las participantes vacunadas informaran sobre cualquier evento de salud durante los siete días posteriores a cada dosis de la vacuna contra el COVID, mientras que al grupo de control formado por gestantes no vacunadas se le pidió que registrara cualquier problema de salud durante los siete días antes de completar la encuesta. Un total de 191.360 mujeres de 15 a 49 años con embarazo conocido completaron la primera encuesta de dosis y 94.937 completaron la segunda encuesta de dosis.

PUBLICIDAD

Se consideró como un “evento de salud significativo” un problema de salud nuevo o peor que provocar suficientes molestias como para que la participante faltara a la escuela o al trabajo, necesitara consultar al médico o le impidiera llevar a cabo sus actividades diarias en los siete días anteriores. “Evento de salud grave” se definió como cualquier evento que dé lugar a una visita urgencias/u hospitalización en los siete días anteriores.

Los investigadores encontraron que el 4,0% (226/5.597) de las mujeres embarazadas vacunadas con ARNm informaron un evento de salud significativo dentro de los siete días posteriores a la primera dosis de una vacuna de ARNm, y el 7,3% (227/3.108) después de la segunda dosis. Los eventos de salud significativos más comunes después de la segunda dosis en mujeres embarazadas fueron malestar general, dolor de cabeza/migraña e infección del tracto respiratorio.

PUBLICIDAD

En comparación, el 3,2% (11/339) de las participantes embarazadas no vacunadas informaron de acontecimientos similares en los siete días anteriores a la realización de la encuesta. En el grupo de control de las no embarazadas vacunadas, el 6,3% informó de un evento de salud significativo en la semana posterior a la dosis uno y el 11,3% después de la segunda dosis. Los problemas sanitarios graves fueron poco frecuentes en todos los grupos (menos del 1%) y se produjeron en tasas similares en las personas embarazadas vacunadas y las no embarazadas vacunadas después de la dosis uno y dos, y los controles no vacunados.

El aborto espontáneo/parto de un bebé muerto fue el resultado adverso del embarazo que se notificó con más frecuencia, sin diferencias significativas entre las tasas de las mujeres vacunadas y las no vacunadas; el 2,1% de las mujeres embarazadas no vacunadas y el 1,5% de las mujeres embarazadas vacunadas experimentaron un aborto espontáneo o un parto muerto en los siete días siguientes a la primera dosis de cualquier vacuna de ARNm.

PUBLICIDAD

“La menor tasa de eventos de salud significativos entre las embarazadas vacunadas, en comparación con las personas no embarazadas vacunadas, es inesperada y requiere más investigación. Los estudios anteriores sobre otras vacunas en mujeres embarazadas no han informado en su mayoría de diferencias significativas en los eventos de salud entre mujeres embarazadas y no embarazadas, o han encontrado tasas más altas en el embarazo”, afirma Julie Bettinger, autora principal de este trabajo y también del Instituto de Investigación del Hospital Infantil de la Columbia Británica.

Actualizado: 17 de agosto de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD